Reseña: Hijos de Heracles


Libro: Hijos de Heracles, de Teo Palacios. Editorial Edhasa. ISBN:978-84-350-6208-4.

Puntuación (del 1-5): 4

Cuando este libro llegó a mis manos gracias a un concurso en Facebook no pude creer mi suerte, ya que me encanta la novela histórica. Teo Palacios es compañero de foro literario (Prosófagos), por lo que le añadía la alegría de ver a un compañero escritor publicado.  Teo me escribió una dedicatoria preciosa:

Transcripción: “Para Elena. Si algo bueno tienen los libros, es que nos permiten estar en contacto y conocer a personas como tú, interesadas en vivir nuevas historias como su fueran propias. Con Cariño de otro Prosófago”

Y sin más preámbulos, paso a hablar del libro.

Cuando comencé a leerlo, sentía curiosidad por cómo estaría enfocada la historia, cómo serían sus personajes, si tendría mucho de inventado y poco de historia o sería todo lo contrario, un rollo histórico sin ninguna historia interesante. Todos hemos estudiado cómo era Esparta, pero sólo nos enseñaron que era un pueblo guerrero que tiraba a los  niños “inservibles” por un acantilado para tener guerreros perfectos, pero más allá de esa brutalidad que tenía en mente, no recordaba mucho más y no sabía por qué se había llegado a desarrollar una civilización así.

Tras leer el libro Hijos de Heracles, puedo decir que he aprendido bastante más sobre esa sociedad que a nuestros ojos puede ser considerada brutal. He de decir que, sobre todo al principio, cuando se describe cómo los hijos del rey Teopompo van a la agogé, la escuela en la que desde los 7 años los niños van para convertirse en soldados perfectos, lloré. Sí, lloré porque la que iba tragando a duras penas las palabras que describían las atrocidades que se cometían con los niños es una madre que no puede imaginarse cómo alguien podía ser capaz de ni tan siquiera pegar a un hijo. El leer cómo el rey Teopompo pagó con su segundo hijo Arquidamo el que el primero, Anaxándridas, no consiguiese ser jefe de su grupo en la agogé me rompió el corazón. Lo que quiere decir que el autor ha sabido describir los hechos de una manera muy certera.

La prosa me gustó desde el principio, me enganchó e hizo que  cuando se explicaban las partes mitológicas/históricas por medio de un diálogo (muy hábil la manera de introducirlas), no me aburrieron ni me salté páginas para pasar a la acción (como me ha ocurrido con otros libros de novela histórica que se cargan el libro de esa manera).

¿De qué va el libro? Pues del desarrollo de Esparta  como una gran potencia a través de sus reyes (era una diarquía), especialmente el Rey Teopompo y de sus hijos, Anaxándridas y Arquidamo. Cómo se van realizando cambios en la educación que recibían los hijos varones, que desde los 7 años debían dejar el hogar paterno para ingresar en la agogé y hacerse allí hombres dignos de Esparta. También se nos hace saber que Esparta no era sólo fuerza y brutalidad, también desarrollaban las artes, hecho que para mí era totalmente desconocido antes de leer el libro. El autor nos habla también de la manipulación por parte de los reyes de su pueblo en lo referente a lo que querían o no los dioses para conseguir sus fines: la sed de sangre era inmensa, y no les faltaban motivos para derramarla en los altares.

A mí el personaje de Arquidamo me ha dado mucha pena. Fue tratado con tal dureza por su padre que se convirtió prácticamente en un monstruo, sin ningún tipo de sentimiento que no fuese el odio hacia él.

Finalmente decir que recomendaría este libro a los amantes de la novela histórica y a todo aquel curioso por conocer más sobre esa sociedad excepcional llamada Esparta. Le pongo una nota de 4 (¡sobre 5!)porque quizá la parte de historia que yo no me he saltado por tener conocimientos previos del tema, a lo mejor para otra persona que no sepa mucho de mitología/historia de Grecia le pueda resultar en ocasiones demasiado y sí que puede saltársela un poco (sería una pena).

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Reseña. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s