Presentación de “La Caída de los gigantes” de Ken Follett


Como parte del equipo de Anika entre libros acudí a la presentación del último libro de Ken Follett en Madrid.

En una fría mañana de Octubre, Elena, la reportera más dicharachera de Anika Entre Libros, se dirigió al precioso Museo del Ferrocarril de Madrid para asistir a la presentación del nuevo libro del escritor galés Ken FollettLa caída de los gigantes, primera parte de la trilogía “The Century” y editado por Plaza y Janés. Ella, que nunca había estado en ese museo, no pudo sino admirar la belleza del lugar y estar totalmente de acuerdo con su elección para dicha presentación.

Una vez confirmada su asistencia ante la organización y recogida una bolsita de regalo, en lugar de dirigirse a la parte superior en la que tendría lugar la charla, tuvo la genial idea de acercarse hasta el andén, en el que tenía prevista la llegada del autor y en el que en teoría sólo iban a estar los medios gráficos (y era teoría porque al final había bastante más gente).

Debido a problemas técnicos, la llegada se retrasó casi media hora. ¿Problemas técnicos?, os preguntaréis. Pues sí… y eso fue debido a que Ken Follett llegó in style:

¿Es eso un tren de vapor que se acerca a velocidad de caracol? Pues sí, no os engañan los ojos, haciendo honor a la portada de su libro, como muy bien anunciaba la megafonía, llegó en tren:

http://www.youtube.com/watch?v=rlja7ZIv9sU (vídeo de la llegada del tren)

“Señores pasajeros, señores pasajeros, tren de Plaza y Janés procedente de Gales hace su entrada en vía 1” Todo amenizado con sonidos de trenes de vapor por la megafonía y por los pitidos del que entraba en la vía 1. Pero no era todo, el golpe de efecto fue cuando el tren paró frente a nosotros y un mozo se acercó para abrir esta puerta. ….

Todos pensaban que Ken Follett iba a estar encerrado dentro para sorprenderlos, pero no, cuando lo abrieron había un montón de libros suyos muy bien puestos… y el Sr. Follett apareció por otro lado y se subió al pequeño escenario que habían preparado para que dijese unas palabras y posase. Y como le echó más morro que otra cosa, al grito de “Mr Follett please look here!!!”, Elena consiguió hacerse con esta foto:

Vídeo con su saludo: http://www.youtube.com/watch?v=izpsgY_nGOA

Mientras el resto de reporteros y fotógrafos esperaban hasta el último minuto para hacer más fotos, Elena subió al lugar en el que iba a tener lugar la presentación y, aprovechando que no necesitaba hacer cola para coger pinganillo traductor, consiguió una silla en la segunda fila, sacó su cuaderno y se puso a tomar notas como loca en cuanto llegó el autor.

Primeramente habló la responsable de Random House Mondadori, explicando la importancia del trabajo que había hecho la compañía al publicar el libro simultáneamente en España, Latinoamérica y USA; además de que por primera vez se publicaba al mismo tiempo en edición digital e impresa. Nos recordó que Los Pilares de la Tierra ha sido el libro más leído en España en la última década, por lo que le auguraban el mismo éxito a la nueva obra de Follett. Seguidamente cedió la palabra al autor.

Ken Follett, con su voz profunda y su pausada forma de hablar, comentó lo feliz que estaba del lanzamiento en España, ya que su anterior libro, Un mundo sin fin había sido todo un éxito. Follett aclaró que no había querido escribir otro libro sobre el Medievo, por lo que decidió fijarse en el siglo XX porque a la vez que era violento y dramático, fue un siglo en el que se luchó por la libertad y la democracia, en el que muchos grupos, como las mujeres, demandaron el reconocimiento de la igualdad. Es por todo esto que el contraste le parecía muy atractivo como novelista, ya que le permitiría profundizar en los personajes. También pensó que si quería escribir sobre nuestra historia reciente, debido a su edad, o lo escribía ahora o no lo hacía nunca. Se espera que sus otros dos libros salgan en 2012 y 2014.

Buscó hechos que fuesen importantes y creó personajes ficticios que pudiesen participar en esos eventos de forma creíble. Eligió a cinco familias de distintas nacionalidades (alemana, rusa, galesa, inglesa y estadounidense), que entrecruzarán sus destinos durante toda la trilogía, lo que hace la historia más amena para los lectores.

No quiere que sea considerado un libro de Historia, sino un libro en el que se cuentan las historias de los distintos personajes enmarcadas en un marco histórico particular y espera que gracias a ellos los lectores puedan entender mejor por qué ocurrieron hechos como la Segunda Guerra Mundial, o la lucha por el voto de las mujeres, la Revolución Rusa, etc.

Como anécdota contó a los asistentes que el inicio del libro, un joven bajando a trabajar en la mina por primera vez, fue igual que lo que tuvo que hacer su propio abuelo de joven, por lo que las historias que él cuenta nos tocarán a todos de una forma u otra al haberlo vivido nuestras propias familias también.

Al terminar su presentación, comenzó el turno de las preguntas. La mayoría fueron interesantes, aunque hubo un reportero en particular de cierto periódico de cuyo nombre es mejor no acordarse, que preguntó algo tan estúpido que si no fuese porque Ken Follett es un señor muy amable, otro le hubiese dicho: oiga léase el libro y luego pregunta… ¡qué vergüenza ajena! De las preguntas que se hicieron, las más interesantes fueron estas:

· ¿Qué hace que un libro sea un best seller?

El Sr Follett contestó que tienen que enganchar al lector, la gente tiene que disfrutar leyendo y para ellos los libros deben tocar sus corazones.

· ¿Tiene en cuenta a los lectores que le escriben hablándole de sus libros?

Sí, siempre tiene en cuenta a sus lectores y aprecia sus comentarios. Si una mujer le escribe diciendo que una escena es muy violenta, o si hay mucho sexo, él recapacita sobre cómo lo ha escrito para a lo mejor cambiar la manera de expresarse en sus próximos libros o de narrar ciertas escenas.

· ¿Considera que internet es un elemento importante para los escritores?

Por supuesto, él usa Twitter varias veces a la semana y está sorprendido porque abrió la cuenta con 9 seguidores y a la semana ya tenía 600. No podía creerse que a la gente le interesaba lo que ponía: estoy escribiendo o me voy a Madrid a promocionar el libro, etc. Antes tenía que consultar la enciclopedia una vez al día mínimo y ahora usa Google para buscar información, y le encanta Google Earth porque le permite comprobar cómo son realmente las localizaciones que busca.

· ¿Cómo lleva la segunda parte del libro, El invierno del mundo? ¿Cuánto tardó en escribir el primero?

Lleva escritas 200 páginas, y lo ha hecho en 9 meses. Para el primer libro, empezó a leer sobre la historia del Siglo XX durante un año, en el que 6 meses era sólo lectura y los otros 6 meses eran para planificar el libro y cotejar datos.

· ¿Por qué la novela tiene unas 1000 páginas?

Porque decidió eliminar cosas, sino tendría muchas más.

· ¿Deja entrever sus creencias políticas e ideológicas en sus libros?

No completamente, si quiere escribir un libro objetivo por mucho que él apoye al Labor Party, no puede poner verdes a los Conservadores, igual que no puede pretender que durante la Segunda Guerra Mundial los británicos fuesen los buenos y los alemanes todos malos. Pero por supuesto un poco de lo que él piensa tiene que estar presente: los héroes son aquellos que se abrazan a los cambios y luchan por la libertad.

· ¿Qué diferencias ha encontrado a la hora de escribir sus libros de época medieval y La caída de los gigantes?

Bastante, ya que para los libros que tratan del Medievo, pudo inventarse muchas cosas, pero no en su último libro, ya que está casi todo documentado. Si quería poner que un personaje real fue a un baile, tenía que buscar toda la información existente sobre él y comparar fechas para no cometer errores.

Tras agradecer a los presentes su asistencia, se dispuso a conceder entrevistas a las televisiones, no sin antes firmar unos ejemplares de su libro. ¿Adivinad quién se metió en medio de la marabunta a por una firmita? ¡Exacto! Elena tiene su ejemplar con la firma del gran Follett y está la mar de contenta.

Antes de volver a su casita, Elena se pasó por el catering a saborear el delicioso jamón serrano, tomándoselo a la salud de Anika y pensando en lo feliz que hubiese sido ella habiendo podido por fin comer en un catering sin cosas raras…

Elena se llevó la voz firme y grave de Ken Follett de recuerdo, su calma y tranquilidad y, aunque no es muy propenso a mostrarla, su sonrisa.

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s