Reseña: Los caminantes de Carlos Sisí


Los Caminantes de Carlos Sisí

Editorial Dolmen

Colección Línea Z

ISBN: 978-84-935993-9-3

Primera edición: Noviembre 2009

Género: novela de terror, zombis.

Páginas:270

SINOPSIS

En una Málaga infestada de zombis, los supervivientes luchan por salir adelante. No será tarea fácil porque los zombis no son los típicos seres lentos y torpes de los que es fácil escapar, sino que se alteran con los ruidos y algunos de ellos son capaces de moverse muy rápido y tienen una gran fuerza, lo que hace extremadamente difícil el salir a buscar alimentos u otros supervivientes.

El libro nos cuenta los esfuerzos de varios grupos de supervivientes para vivir el día a día, un hecho de lo más complicado si tenemos en cuenta que, en medio de la catástrofe, el padre Isidro les hace la vida imposible  convirtiéndose por decisión propia en la mano de Dios que castiga a los pecadores. ¿ Lograrán salvarse los pocos que quedaron vivos y comenzar una nueva etapa para los seres humanos?¿Lograrán terminar con los zombis? ¡A leer para averiguarlo!

OPINIÓN PERSONAL

El libro es del género de terror, nos habla de zombis, esos seres que últimamente se han puesto tan de moda.  El ritmo de lectura es bastante rápido, la prosa es fluída y de fácil seguimiento, la historia engancha hasta el final. Hay escenas truculentas y asquerosillas con mordiscos por doquier y cachos humanos por todas partes, pero si no las hubiese se le quitaría la gracia, al fin y al cabo ¡es un libro con zombis!

Los zombis se nos presentan como unos seres que ya no son tan lentos y torpes: los hay rápidos y muy fuertes, además se vuelven más peligrosos y violentos cuando oyen ruido. Son una amenaza, pero es la lucha por la vida de los que no han sido infectados lo que más importa, las diferentes reacciones que tiene el ser humano en unas situaciones límite: nos escontramos con hombres y mujeres que “antes” eran de lo más normal, con vidas corrientes como cualquier hijo de vecino, y que ahora se ven forzados a ser héroes y luchar juntos para no caer en manos de los zombies. Encontramos a Susana, una joven que tras la pandemia zombi cambia de ser poco interesante a una verdadera máquina de matar; a Moses, un marroquí que había vivido un infierno en su juventud y que ahora lo da todo por ayudar a los demás, a Juan Aranda, que llegó al campamento de puro milagro y que se convierte al final del libro en un personaje clave para encontrar una posible solución si no al problema, por lo menos sí a la falta de movilidad que tenían.

Y tenemos que hablar a parte del Padre Isidro. Se me ocurren muchas maneras de describirlo, pero vamos a ser claros, la frase que me venía a la cabeza cada vez que este personajillo hacía de las suyas era:” ¡Qué cabrón!” Eso os da una idea de cómo puede ser…¿os imagináis a un cura caritativo y ayudando al prójimo? Pues os váis a llevar una buena sorpresa con este pater, desde luego su personaje está muy logrado y es el que más me ha gustado del libro. 

Me ha parecido muy interesante el que la acción suceda en Málaga en lugar de en una ciudad extranjera, se hace mucho más próximo al lector e incluso hace que se te pongan los pelos de punta sólo de pensar que has estado en esa ciudad y que te lo puedes imaginar perfectamente.

Otro tema que me ha gustado es el planteamiento que se hace de por qué surgieron los zombis. No me hubiese gustado nada ver que la causa estaba en el Apocalipsis, que era un castigo de Dios como cree el padre Isidro. Además, esa opción le quitaría realismo, porque tal y como se plantea en el libro ¿quién nos dice que no pudiese pasar realmente? (toquemos madera). La verdad es que sólo de pensarlo se me ponen los pelos de punta (y no voy a desvelarlo, os toca leer para saberlo).

Lo único que no me cuadró fue que ,por lo general, cuando atacan los zombis, sus víctimas gritan y sufren muchísimo mientras les muerden, pero por el final, cuando los zombies atacan a dos personajes en el campamento, vemos cómo  describen sus últimos segundos no con sufrimiento, sino con pensamientos totalmente mundanos y sin pizca de dolor aparente, aunque puede ser que al morder les hayan dejado atontados y no se enteren, no sé. Es lo único que me llamó la atención cuando leí  pensando uy pero ¿estos no tendrían que estar dando gritos a rabiar?

Nunca imaginé que un libro de zombis pudiese ser tan  entretenido y que tuviese tanto gancho. Quizá pensaba en ellos como los tontos y aburridos monstruos que a veces salían en las pelis antiguas, pero Carlos Sisí ha sabido darles una nueva vida (nunca mejor dicho jajaja). Los caminantes ha sido mi primer libro de zombis, y no será el último. Desde luego que me gustaría leer lo antes posible  su segunda parte, “Necrópolis”, porque el final de este libro te deja con ganas de saber qué pasó después de….¡ja, no os pienso decir cómo acaba!

Bueno, por último me gustaría decir que os lo recomiendo encarecidamente, sobre todo a aquellos que pensábais como yo que los zombis no eran tan interesantes como otros seres, os váis a llevar una sorpresa.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s