Entrevista a Francisco de Paula Pérez de la Parte, ganador del Premio de Narrativa Juvenil de Jaén 2010


Francisco de Paula es el ganador del concurso de Narrativa de Jaén 2010 en su modalidad de Literatura Juvenil con el libro Vida de un elfo (cuyo título definitivo será: Crónicas de Dracontrand: El  guerrero Elfo) que será publicado por la Editorial Montena a finales de Noviembre.

Francisco, ¿Era la primera vez que enviabas Vida de un elfo a un concurso? ¿Habías intentado enviarlo a alguna editorial con anterioridad?

Para ser precisos (y sinceros, claro) no. O no totalmente. Me explicaré. La versión final de Vida de un Elfo (o Crónicas de Dracontrand: El Guerrero Elfo, su título definitivo), la que ha resultado premiada y se va a poder ver en las estanterías, no había sido presentada antes a ningún concurso. En la última revisión (bastante drástica, esa es la verdad) la novela, o al menos una parte de cierto peso dentro de su raíz, cambió, dándole, espero, una mayor profundidad e intensidad narrativa

Sí es cierto que envié a algunas editoriales las versiones anteriores de la novela. Como los tozudos hechos se han esforzado en demostrar, esas versiones estaban aún demasiado “crudas” y hacía falta una vuelta de tuerca más, un empujón definitivo que convirtiese la idea inicial en un producto redondo, completo y atractivo.

¿Qué sentiste cuando te llamaron y te dijeron que eras el ganador?

Nervios. Cierta incredulidad. Sorpresa. Alegría. Todo al mismo tiempo. ¿Quieres una confesión? Lo primero que pensé cuando reconocí la voz de Rafael Ábalos (Presidente del Jurado), en ese terrorífico instante en el que ves que pasa algo pero tu cerebro aún no se atreve a lanzar una teoría optimista al respecto, fue que me llamaban para anunciarme que había quedado finalista, pero que el premio se lo había llevado otr@.

¿Podrías hablarnos más sobre el libro, hablarnos un poco de sus personajes? ¿Tendrá más partes o es un libro único?

Podría, podría. Pero… ¿debería? No, en serio. ¿Por dónde empezar? Empezaré por responder a la segunda pregunta. Las Crónicas están planteadas en un principio como cuarto historias distintas a través de las cuales el/la lector/a va a ir descubriendo un mundo, Dracontrand. Respecto a si habrá más partes, la respuesta, a día de hoy y dadas las circunstancias, no puede ser otra que ojalá.

En cada una de esas cuatro vidas, de esos cuatro caminos, hay un personaje digamos protagonista o principal, y un elenco de personajes que tienen influencia directa no solo en el curso de los acontecimientos en los que se ve envuelto el protagonista, sino en sucesos cuya repercusión, cuyas ondas expansivas, se aprecian en cualquier punto no ya de Dracontrand, incluso en otros mundos y, por supuesto, en otros libros.

En cualquier caso, todos y cada uno de los personajes que aparecen, desde los más preponderantes a los más circunstanciales, están pensados para que sean congruentes, sólidos y que aporten profundidad y riqueza tanto a la trama como al propio Dracontrand.

En El Guerrero Elfo, es Èlan, Garth, el que comienza a mostrarnos su vida y, a través de ella, la parte del mundo en que esta se desarrolla. En sus páginas encontraremos la historia de un futuro héroe, pero también la de un muchacho complejo, sensible, débil y fuerte al mismo tiempo, torpe y hábil, árbol y bestia… Es muy difícil expresar en un puñado de líneas lo que narro en su historia. Muy difícil. Sobre todo cuando cada escena y cada paso que se da en su novela está calculado para poner de relieve algo concreto, algo que, en mi humilde opinión, merece ser no solo contado, sino experimentado y vivido por el/la lector/a. Ah… el sabor de la literatura…

Siempre hago esta pregunta porque me resulta muy interesante: ¿Qué tipo de música escuchabas al escribir? ¿O eres de los que prefieren escribir en silencio?

Soy de los que prefiere escribir en silencio. La música la uso para inspirarme, por decirlo de alguna manera, pero lejos del teclado del ordenador. Imagino escenas en la gran pantalla con música de El Señor de los Anillos, Gladiator o de Piratas del Caribe de fondo. Si lo haces con la suficiente fuerza, te pone los vellos como escarpias. Lo prometo.

Sabemos que será publicado a finales de Noviembre, ¿Sabes ya una fecha más exacta? Y la presentación, ¿dónde será?

En principio, el libro debería salir a la venta en la semana del 22 al 28 de Noviembre. ¡Qué rápido va todo! Respecto a las presentaciones, tengo proyectado realizar varias. En principio, Sevilla y Madrid (espero).

En Sevilla, el próximo 10 de Diciembre a las 19:30 en la Casa del Libro de la Calle Velázquez (en pleno centro). Quien quiera puede pasarse por allí y le aseguro por mi parte un sincero esfuerzo por que pase un rato de lo más agradable, en buena compañía y rodead@ de buena literatura (aunque solo sea por la de libros que hay allí).

¿Por qué elegiste escribir literatura juvenil? ¿Tienes escritos de algún otro género?

Hablando de géneros literarios, creo que no es el autor el que los escoge. Son ellos los que escogen (o seducen, o conquistan o burlan o enamoran) al autor. En mi caso, es la historia y la forma de contarla las que hacen que se pueda pensar en las Crónicas de Dracontrand como una serie encuadrable dentro de la literatura juvenil. Pero la clasificación viene siempre después de terminada la obra, no antes. Aunque luego los últimos retoques vengan a ayudar que todo sea más coherente una vez vista la obra desde a través de ese prisma concreto.

Sí, tengo varios textos escritos en otros géneros. Principalmente, misterio/terror, ciencia ficción, algo de poesía y ensayo crítico. Pero es en estas Crónicas donde he puesto más esfuerzo, más de mí para conseguir que el resultado sea de la máxima calidad que mi poco o mucho talento permitan ofrecer a los demás.

¿Qué autores son los que más han influenciado tu escritura?

Es difícil responder a algo así ya que desde dentro es quizá el peor punto de vista desde  el que apreciar con objetividad los matices de tu escritura que provienen de este o aquel influjo. Me sentiría francamente honrado si Orson Scott Card, David Eddings, Margaret Weis, Tracy Hickman, Lois McMaster Bujold o Terry Pratchett encontrasen entre las líneas de mis textos algún reflejo de su buen hacer. Pero me temo que ni siquiera ellos tienen una imaginación TAN desaforada, atroz y desproporcionada.

¿Qué manías tienes a la hora de escribir? (si  es que tienes)

Que yo sepa, solo una: como un mal estudiante, siempre me entran ganas imperiosas de escribir cuando se me ha acabado el tiempo. Por ejemplo, cuando tengo que irme a la cama y es tarde, cuando tengo que terminar un trabajo… situaciones así. Por eso es tan importante la tenacidad y la disciplina en un escritor: porque sin ella jamás conseguiríamos terminar ningún libro.

¿Qué consejos podrías dar para los escritores que intentan sacar a la luz su primera novela?

Entiendo que la pregunta se refiere a aquellos que quieren ver publicada su primera novela. Pocos consejos puedo dar, y no estoy seguro de ser quién para darlos. Sin embargo, llevando a cabo lo que considero un ejercicio de temeridad con pocos precedentes (dadas las circunstancias), mi primer consejo es que le de otra vuelta a la novela. Una revisión más. Una vuelta de tuerca más. Un pulido más. Ya, ya sé que parece imposible, que no vale la pena, que ya nos ha llevado media vida en tiempo y otra media en desvelos ajustarlo todo al milímetro, iluminar las partes más oscuras y hacer que exploten los sentimientos y los colores en el mismo momento en que se posan los ojos en la página escrita de nuestra novela. Lo sé. Como también sé que nosotros somos nuestros peores críticos, que si nos ponemos el casco de corrector, somos los más crueles, descarnados y abyectos. Pues bien, ahí va mi primera bola: una vez más. Hay que hacerlo una vez más.

Después, huir de toda vanidad. Nuestra obra es perfecta, la mejor, la única. Sí, sí. Se puede decir con la boca bien llena. Pero no se nos puede olvidar nunca añadir una coletilla esencial: para nosotros mismos. En el mismo momento que el texto abandona nuestros dedos, esa quimera maravillosa, esa puerta legítima a los siete cielos de la imaginación, se convierte en algo que cualquier otro ser del planeta puede ver de manera completamente distinta. Segunda bola: llevamos nuestra obra, ese hij@ tan, tan querid@, ante los ojos de los demás y, por tanto, solo podemos aspirar a que sueñen con ell@ tanto como nosotros. Podemos aspirar a ello, pero nunca exigirlo o presuponerlo.

Ello nos lleva hasta el tercer punto: hay que estar abiertos a la crítica. La crítica no es una enemiga. Las malas y las buenas. Todas nacen de la reinterpretación de lo que has escrito, y todas, todas ellas, te ayudarán a comprobar hasta qué punto pueden tus sueños ser permeables al resto de la gente a través de lo que finalmente has plasmado en negro sobre blanco. Algunas pondrán a prueba la solidez de tus planteamientos, otras la conveniencia de tal o cual escena, tal o cual sentimiento… pero todas te ayudarán a dar un paso más hacia la utópica aunque no por ello menos ansiada perfección.

Y cuarto y último punto: esforzarse por conocer el medio. Cuando queremos ver nuestra novela publicada, en la práctica totalidad de los casos (tan raros son los que no, que me atrevo a hacer una generalización tan brutal) lo hacemos sin conocer el terreno sobre el que vamos a pisar. Yo lo he hecho. Durante años. No hay fórmulas mágicas en esto. Estamos en el mundo real. Conoce el medio, adáptate, lee sus reglas escritas entre las vetas de la madera que compone el suelo y las paredes del organigrama literario. Familiarízate con la dimensión social de este mundillo, así ganarás amigos, perspectivas y un mayor conocimiento de segunda mano sobre las cuestiones que tanto te preocupan e incluso sobre las que nunca te hubieran llegado a preocupar y deberían hacerlo. La decisión sobre qué camino seguir (la decisión correcta, se entiende) vendrá después. No antes, salvo casos de inmensa fortuna. Los caminos son varios (a través de agencias literarias, directamente a través de editorial, a través de premios, etc…) pero el nuestro, el NUESTRO, vendrá cuando sepamos realmente cuál es nuestro lugar y nuestro objetivo, no en nuestras cabezas, que eso se presupone, sino en el mundo real que nos rodea. Y no olvidemos que llevarnos un desengaño, más que una cosa negativa, es una positiva. Cuanto antes nos desengañemos y salgamos de un error, menos tiempo perderemos. Aquí no se trata de llegar el primero, se trata de llegar a donde queremos. Se tarde un mes, cinco años o quince. Paciencia.

Sabemos que tienes agente, ¿te resultó muy difícil encontrarla?

La verdad es que no, no fue difícil. Reconozco que conocer a Mamen de Zulueta, Agente de ZW Agencia Literaria fue fruto, de hecho, de un gran golpe de suerte. Además la suerte fue doble, porque cuando contacté con ella aún no tenía demasiado claro el papel de las Agencias Literarias en España y de su nivel de penetración en el mercado, con lo que no había intentado conseguir los servicios de ninguna de ellas. Sin embargo, conocía a Mamen por su dilatadísima trayectoria profesional en el mundo de la literatura, su seriedad y su gusto por las cosas bien hechas. Cuando le pregunté, inocente de mí, que qué podía hacer yo para publicar y me pidió que le enviara unas muestras de mis obras lo primero que pensé fue que había interpretado la pregunta de un modo algo más atrevido al que fue formulada. Pero cuando me contestó que quería llevarme como autor, la agradable sorpresa me embargó por completo. ¡Al fin alguien que no es familiar, amigo o podía tener algún tipo de deuda moral conmigo mostraba un interés sincero en mi obra! Con el desarrollo de los últimos acontecimientos, parece que el mundo le da la razón. Y yo me alegro muchísimo de ello. Por partida doble: por el placer que me produce de manera directa haber sido galardonado con el Premio Jaén de Narrativa Juvenil, un premio de prestigio otorgado por uno de los grupos editoriales más prestigiosos no solo de España, sino del mundo y ver mi obra publicada, al alcance de tanta gente que da un poco de vértigo, como por ella. Me satisface de manera especial poder devolver a quien apuesta por mí esa muestra de apoyo tan arriesgada e importante (así se ve al menos desde mi lugar en el escenario). Evidentemente, esto es extensible a tod@s aquell@s que decidan invertir su dinero y (¡más importante en ocasiones!) su tiempo en descubrir qué demonios ha escrito este tipo en las 288 páginas que tiene mi Crónicas de Dracontrad: El Guerrero Elfo.

¡Muchas gracias por contestar a las preguntas y te deseo mucho éxito con el libro!

Muchas gracias a ti por tu paciencia y por el esfuerzo continuo que haces por apoyar y compartir esto que tanto nos gusta a tod@s: la buena literatura (y no estoy diciendo que mi libro lo sea, ¿eh? Que eso no me corresponde a mí decirlo, je).

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s