Tiramisú Entre Libros: Crónica del I Encuentro Nacional Anika Entre Libros en Madrid (29 y 30 de Enero)


Mi crónica no va a tratar de los eventos que tuvieron lugar  este fin de semana,  sería imposible que os contase algo de lo que se dijo, porque pude enterarme de muy poquitas cosas. Es lo que tiene ser la organizadora, pero como le decía a un buen amigo: sarna con gusto no pica. Y es que para mí el poder tener en el mismo sitio a tantas personas a las que quería conocer en persona, empezando por Anika, y a muchas nuevas que he conocido y no podré olvidar, ha supuesto mucho.

No os quiero aburrir con detalles organizativos, los marrones y llantinas de desesperación que me entraron cuando por poco se va todo al traste. No. En lugar de eso, quiero empezar con agradecimientos.

Agradezco lo primero a Álex Portero y sus compañeros de la librería Fuentetaja que estuvieron trabajando sin parar para que todo saliese bien: chicos, sois los mejores. Vuestros jefes deben estar muy orgullosos de tener unos empleados tan responsables, comprometidos con la cultura y amantes de la literatura como lo sois vosotros, tienen un auténtico tesoro trabajando para ellos. Si alguna vez me toca la lotería y puedo abrir mi propia librería, os contrataré a todos y cada uno de vosotros, jejeje.

Agradezco a mis compañeras de trabajo todo su esfuerzo los días previos al evento, haciendo las acreditaciones a mano y la decoración del pasaje del terror. También por supuesto a las que pudieron venir el sábado, vuestra comida fue esencial para que saliese bien todo (¡el tiramisú, las empanadas, la quiche, las tortillas de patata….!!!!) y vuestras interpretaciones fueron tan divertidas en la noche del terror que os habéis ganado un huequecito en los corazones de todos los que asistieron, no hubiese sido lo mismo sin vosotras: Laura, Marta, Eva y Gema  (Y los que no pudieron ir: Raúl, Luisa, Cristina, Mari y Ana).

Muchas gracias a todo el equipo de Anika por su apoyo y ayuda durante todo el evento. Los que no pudieron venir estaban con nosotras en espíritu, porque también era una fiesta para ellos.

Sé que esto va pareciendo la entrega de los Óscars pero no puedo dejar de darle a mi hija Nuria un agradecimiento especial, porque tuvo que aguantar que nos llenasen la casa de cajas de libros y que estuviese yo muy nerviosa unos días antes del evento…por ser la mejor “Repartidora de suerte” del mundo y ser tan salada con el micrófono jeje. ¡Te quiero muchísimo!

Gracias a Luis Astolfi por cedernos dos cajas de libros que, aunque no pudimos sortearlos, nos permitieron poder recaudar un poquito de dinero para poder comprar cosas que hacían falta.

Gracias a todos aquellos que vinieron de público y con su gran corazón se quedaron todo el fin de semana a ayudarnos, cambiando totalmente su cometido y pasando a formar parte de nuestra pequeña familia, y entre ellos, un agradecimiento especial a Iker, nuestro diablillo oficial.

Y ahora sí, ahora voy a lo que esperabais…¿o no? Os voy a contar cómo surgió la idea de este evento, ya que todas las demás crónicas hablarán sobre las charlas, las presentaciones…Yo voy a contaros algo diferente.

Hace mucho, mucho tiempo, la brujita Elena tenía una gran tristeza en su corazón y lo único que le hacía feliz eran los libros y escribir. Poco a poco fue encontrando gracias a Anika Entre Libros un lugar en el que poder encontrar gente que amaba la literatura tanto como ella y se fue enganchando tanto que consiguió (con un hechizo claro está) convencer a Anika de que era la persona ideal para formar parte de su equipo de reseñadores oficiales. Desde que Elena comenzó a interaccionar más en el muro de Anika en facebook, parecía que de repente las cosas le empezaban a salir mejor, tanto que se le metió en la cabeza que la mejor manera de agradecérselo a Anika era sorprenderla con un viaje a Madrid.

Elena decidió consultar con Álex Portero, cómplice de todo este embolado, qué le parecería si traía a Anika a Madrid para conocerla y así poder reunirse en Fuentetaja los reseñadores de Madrid. Le pareció bien y así fue como Elena tuvo que decirle a Anika que se venía sí o sí a Madrid un fin de semana (claro teniendo en cuenta lo ocupada que es esta mujer, cualquiera le da una sorpresa con un billete, había que contar con ella para la fecha). Así que como ella se puso muy contenta, Elena le sacó los billetes y empezó la locura:

—Anika, ¿qué te parece si hacemos alguna presentación aprovechando que estás en Madrid?—Dijo Elena con una sonrisita en la cara muy sospechosa que Anika obviamente no podía ver.

—Vale, y yo quiero regalar libros—contestó inocentemente Anika….

Y digo inocente porque tan sólo hacía falta esa respuesta de Anika para que Elena la brujita de los libros, se pusiera a maquinar ideas fantásticas para sorprender a Anika. Lo primero que hizo fue reunir a un grupo de colaboradoras: Julia, Sole y Mais en casa para hacer una primera aproximación a cómo iba a transcurrir este evento y les contó su idea de pedir a las editoriales que colaborasen con libros para sortear.

La verdad es que mucho no organizaron, porque se pusieron a comer y a hablar, y claro, ya se sabe, comida y literatura van muy unidos siempre…Eso sí, llamaron a la Jefa para contarle las pocas ideas que habían tenido hasta el momento y darle envidia con lo bien que se lo estaban pasando:

(En la foto no se ve bien, pero el teléfono estaba en el sofá, con las chicas alrededor).

Tras esta reunión, Sole y Mais se encargaron de realizar un borrador de carta para las editoriales que terminaron entre Anika y Elena, enviada con mucho amor y muchas esperanzas. La respuesta, como habéis podido comprobar durante el evento, fue muy positiva: 300 libros para sortear.

Pero la cabecita de Elena no para quieta, ya la conocéis, así que decidió que no sólo iba a haber presentaciones, también podían hacer foros y charlas y como Anika está en Internet, tendrían que tener algo de relación con el formato de internet y por qué no meter algo de controversia con los ebooks, habiendo autores presentes. Y reseñas, había que hablar de las reseñas, por supuesto.

Ohhh , y siendo bruja, un pasaje del terror. Esa sería su pequeña sorpresa maléfica ( (muahahahaha) Desde que Álex le enseñó el Espacio Fuentetaja no se le quitó de la cabeza que sería un sitio ideal para asustar a la gente…así que poco a poco fue dándole forma y convenciendo a sus compis de trabajo de lo monas que estarían vestidas de vampirinas . Por poco falló la telaraña, que no la encontraba, pero Mais llegó al rescate en el último momento.

Pasaron las semanas y la fecha del Encuentro se acercaba. ¿Cómo podía hacer que fuese perfecto? Si se empeña en hacer algo, no lo hace a la mitad, Elena entrega todo su ser en lo que esté haciendo. Así que intentó pensar en qué detalles podría utilizar para dar ese puntito que nadie olvidase, especialmente Anika.

¡Un Libro de Firmas! Fue lo primero que se le ocurrió. Y un cerdito para donaciones. Como sabéis la web de Anika Entre Libros siempre necesita financiación, y pensó que sería una buena oportunidad para lograr sacar un poquitín que ayudase a Anika a mantener esa página tan maravillosa que tiene. El resultado de esa idea suya: pues no se sacó ni para cubrir los gastos de la organización del evento. Lo del libro salió muy bien, seguro que Anika se fue muy contenta con él. Lo de las donaciones, a los que aportasteis algo, gracias del corazón, a los que no… ¡tacaños, os he puesto una vela negra! Que a todos nos gusta que se hagan cosas gratis, pero anda que os hubiese costado mucho soltar 1 euro a cada uno…en fin…Prosigamos.

Tenía entre manos un súper evento. Cada vez se estaba convirtiendo en algo más y más grande. Había pasado de ser una reunión de unos pocos reseñadores a un fin de semana literario, con 17 presentaciones de libros, charlas y pasaje del terror. Faltaba algo… ¡El catering! Pero no tenían presupuesto… ¡Y ahí su cabecita volvió a pensar! :

“Pues si no tenemos presupuesto, entre todos llevamos algo y listo”

Ese algo se convirtió en el mejor catering que haya podido ver evento literario alguno. De nuevo, sus compis triunfaron: tortilla de patatas, saladitos, quiche, empanada….y tiramisú. ¡Ese tiramisú se volvió tan famoso por lo rico que estaba que casi le ha quitado importancia a los libros! Por no hablar de las aportaciones que hicieron José Luis Zapatero y Diana Gavilán, unos verdaderos chefs.

Llegó el viernes y por la tarde llegaron a Fuentetaja Elena y su hija Nuria con las cajas y allí se les unieron Sole y Mais. Tras pensar mucho y  romperse el coco para colocar los libros, en unas horas dejaron todo preparado para el día siguiente.

Llegó el día del evento. Sábado 29 de Enero de 2011. Menuda fecha, a la brujita Elena no se le va a olvidar nunca. La noche anterior no había dormido nada, porque estaba pensando en que se le iba a olvidar algo seguro (que así fue, como un ramo de flores para Anika, escribir un relato que justificase los regalices de la Noche de Kruela…). Dejó a su padre en Fuentetaja para que fuese colgando la pantalla del proyector y fue a Atocha a buscar a Anika y Anabel, que llegaban desde Valencia. La alegría que sintió al verlas y a Esther Gassol que había quedado con ellas allí, fue inmensa. ¡Estaba feliz pero de los nervios! A punto de llegar a la librería, recibió dos llamadas diciendo que había un problema al haber desaparecido unas cajas que eran necesarias para la primera presentación. Puff, menudos nervios.

Al llegar a Fuentetaja le esperaba su padre arriba para calmarla y explicarle el problema. Menos mal que estaba allí, se tranquilizó y bajó intentando sonreír, puesto que no sabía lo que se iba a encontrar al bajar y conocer a Antonio Martín Morales y a Nuria Mayoral de Everest. Pero no se tenía que haber preocupado, fueron muy amables y comprensivos. Eso sí,  al hablar con ellos a Elena le entraron unas ganas de llorar que no sabe cómo no se le escaparon las lágrimas… ¡Ya no podía más! Así que se metió a la “cocina”, respiró hondo, se calmó y salió a recibir a la gente que iba llegando mientras su padre misteriosamente se las apañaba para encontrar las cajas desaparecidas.

Mientras llegaba la gente, ella estaba temblando. Tenía tanto miedo a que saliese todo mal y que no se pudiese volver a repetir este evento con el que tanto había soñado que le costaba hablar sin que se le saltasen las lágrimas. Empezaron a llegar escritores: Santiago García-Clairac, que sinceramente, le asustó un poco al principio porque parece muy serio y pensó:

“ Ay madre, que como salga mal este señor tiene pinta de echar unas broncas….”

Nada más diferente de la realidad, Santiago resultó ser un hombre con un carisma y un saber estar que nos conquistó a todos. Llegó también F.P. Pérez de la Parte con Mamen de Zulueta, agente literaria que compartimos y mujer maravillosa(de hecho, cuando sea mayor Elena quiere ser como ella).

El momento gracioso ocurrió cuando vino un chico muy majete y al preguntarle el nombre para la acreditación, él preguntó,

— ¿El de verdad o el de internet?

Elena no le reconocía por la foto, así que se quedó un momento patidifusa cuando él dijo que se llamaba Iker, porque no sabía quién era.

—En internet soy Trystan o Dustin…— Dijo él.

—¡¡¡¡Ah, el diablillo rojo de los cuernecillos!!!! — Dijo Elena riendo mientras por fin ponía cara a un avatar que había visto muchísimas veces en facebook. Elena sabía que él iba a intentar hacer una entrevista a Anika, pero como es una bruja mala, decidió ponerle a prueba y le secuestró todo el fin de semana, forzándole a trabajar duro para ganarse el derecho a catar el tiramisú del catering que tantas ganas tenía de probar. Y encima se quedó sin entrevista. Qué dura es la vida de los diablillos que viven entre humanos…

Casi a la vez que él llegó alguien a quien Elena tenía muchísimas ganas de conocer: Fer Alcalá. Se emocionó mucho al poder verle “en vivo” y no en internet como hasta ese momento. De repente, con él en la librería, a la bruja Elena se le empezaron a quitar los nervios y se llenó de una alegría inmensa. Estaba saliendo bien, las personas a las que quería tener a su lado estaban ahí: podía respirar…

Y así, poco a poco, fue como comenzó un fin de semana mágico que Elena nunca podrá olvidar. Un fin de semana regado de risas, sabiduría y amor. Sí, mucho amor. Un amor por los libros que nos une a todos y que no debemos olvidar jamás.

¿Qué le gustó más a Elena de todo esto? El poner caras y voces a la gente que lee cada día, a esos que la acompañan en las noches insomnes, que la animan y ayudan, que comparten sus sueños. Conocer a Anika y compartir con ella su tiempo…eso sí, para la próxima quedada piensa secuestrarla porque casi no pasaron tiempo juntas…

Anécdotas, ya ni recuerda, la verdad, espera que los demás le cuenten a ella qué pasó, qué se dijo, cómo lo vivieron ellos, puesto que ella de lo único que fue consciente plenamente fue de la Noche de Kruela, en la que sí pudo participar activamente y se lo pasó de maravilla atizando a los simples humanos con su rosa y entregándoles regaliz rojo de su pueblo, fabricado con amor por el pastelero loco…

(Javier Álamo y Vikky Lazarte estuvieron geniales en la noche del terror. Son los cuentacuentos favoritos de mi hija, hacen todo tipo de fiestas, actuaciones…si os interesa, podéis contactar con ellos en  estamosentufiesta@yahoo.es )

También recuerda la de veces que Mamen le preguntó a Juan Salas en la comida:

—Tu cara me suena, ¿quién eres? (Y el caso es que a Elena también le sonaba de algo, pero no sabía de qué)

Elena tampoco puede olvidar la fiesta de pijama…digo aquelarre,  que se montó en su casa con las brujitas Mamen, Esther, Anika, con vinito de naranja sevillano, con risas, mucho amor y mucho cariño. Se sintió realmente afortunada de tener a esas mujeres en su vida para inspirarla.

El domingo Elena se llenó de orgullo y satisfacción, como el rey, cuando vio la sala llena de gente hasta los topes para las presentaciones mañaneras. Le tiene un especial cariño a uno de los libros que se presentó y a su escritor: Fernando Alcalá y su “Ne Obliviscaris”. Y diréis, ¿por qué tiene Fer enchufe y sale tanto en esta crónica? Muy sencillo, porque gracias a ese libro que le gustó tanto a Elena,  hizo la mejor reseña que ha hecho hasta el momento y Anika decidió aceptarla en su equipo. Y fue quizá desde el momento en que Elena conoció a Fernando por internet hace ya casi un año, que le picó el gusanillo de organizar algún tipo de encuentro para conocerle a él y a otros autores y hablar de literatura, luego conoció a Anika y ese sueño se consiguió con creces.

Yo, Juan Salas, Anika y Fernando Marías

Santiago García-Clairac, una servidora y Antonio Martín Morales ¿qué buena compañía verdad? 🙂

Fer me fue robado descaradamente por mis compis Anikeras: Gemma, Julia, Saray y Esther..ains…que casi no pude hablar con él…pero se merece el éxito que tuvo, así que para la siguiente, le secuestro:-)

Fernando Alcalá, Javier Ruescas y Santiago García-Clairac

Susana Vallejo y yo

Susana García-Vaquero (Blog: Donde habitan los libros) y Nuria firmando el libro de Anika

Iker el diablillo se fue con unos cuantos libros:-)

Anabel Botella, escritora y bloguera (Blog: La ventana de los libros) Se fue con los 4 tomos de Porta Coeli de Susana Vallejo

Y Susana Vallejo se fue con un ejemplar de Ne Obliviscaris de Fernando Alcalá 🙂

El fin de semana llegó a su fin, con mucha tristeza todos se despidieron hasta la próxima, que será en Barcelona …

Cuando la brujita Elena llegó a su casa no pudo dormir, y se dice por ahí que quien la ve vagando ensimismada por los colegios donde enseña, observa una sonrisa perpetua en su cara, sólo empañada por lagrimillas que se le escapan a escondidas al recordar ese ambiente que se vivió tan maravilloso y único.

Y es que la brujita Elena, junto con el brujillo Álex, utilizaron su magia para encandilar a todos y lograr que ahora, cuando se vuelvan a reunir que será pronto, se consideren la nueva “Generación del Tiramisú”.

Elena Martínez Blanco

03/02/2011

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

13 respuestas a Tiramisú Entre Libros: Crónica del I Encuentro Nacional Anika Entre Libros en Madrid (29 y 30 de Enero)

  1. Buenísimo Elena! O como diría Antonio Matín Morales: Brutal 😀
    Jo no tenemos foto juntas, eso sí con Nuria sí 😀 y no sabía que había ido Javi el cuentacuentos, que majete!

  2. Un honor tener un huequito en tan gratos recuerdos. Un honor y un placer, amiga. Un abrazo desde Sevilla.

    • ayalguita dijo:

      Gracias a ti por haber venido, ¡menuda ilusión verte! Y encima poder recomendar tu libro y que estuvieses allí! Lo malo es que me lié con los nervios y recuerdo que dije algo así como que el elfo era mitad vegetal y mitad humano no? y lo que quería decir era mitad animal la segunda parte jejeje, pero bueno, espero que la gente no se diese cuenta….jijijij

  3. Me emociono con esta crónica, Elena. Esa brujita es especial, tanto que tiene dotes de hada madrina, pues todo lo que toca se convierte en magia poderosa *_____*

    • ayalguita dijo:

      Gracias Anabel! Ay a ver si esta brujita consigue hacer más magia pronto, creo que con esta primera reunión hemos sembrado una semillita que va a empezar a dar sus primeros brotes pronto…

  4. Isabel Vega dijo:

    Elena, una gran crónica, sólo tú podías hacerla. Me has hecho sentir los nervios que tú tenías y todo jejejjeje, pero al final todo fue muy bien según las malas(buenas) lenguas.

  5. Juan Salas dijo:

    Genial crónica, Elena.

  6. Luis Astolfi dijo:

    Me alegro mucho de que tu excursión a la Vaguada sirviera de algo, Elena 🙂
    PS. Lamenté no poder asistir, cosas de los Kanguros:(

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s