Reseña: Yito y Grima de David Braña (LIJ 3-5)


Título: Yito y Grima

Autor: David Braña

Ilustraciones: Nuria Braña

Ed: Autopublicación

ISBN: 9788461473915

Publicación: 2011

ARGUMENTO:

Yito y Grima se encuentran mientras están perdidos en un bosque y deciden ir juntos a buscar a su papá y su mamá. En el camino encontrarán a una loba y un halcón que les ayudarán en su búsqueda ya que Yito y Grima les ayudan a ellos antes.

OPINIÓN:

Yito y Grima se nos presenta en una edición de tapa blanda, con un estilo sencillo para que pueda ser leído por los más pequeños, presentado con ilustraciones muy coloridas y con el texto en la fuente Massallera, con la que los niños aprenden a leer en las escuelas.

La historia en sí es bonita: Yito y Grima se encuentran cuando están perdidos, se explica cómo se perdieron y quiénes son sus padres y lo que tienen que hacer hasta encontrarles de nuevo. Lo único que no me cuadra es el final, porque se refiere a que es de noche y aparece el sol, y eso no tiene mucha lógica y puede confundir a los niños: el sol sale de día y se esconde de noche.

En cuanto a las ilustraciones, he visto otras obras de la ilustradora por internet y me parece que tiene calidad suficiente como para darle un retoque a las del cuento. Son muy coloridas y llamarán la atención de los niños, sí, pero el hecho de que haya ciertas partes con el borde negro no me parece que quede bien. Hay partes de la ilustración, como los lobitos, que son muy bonitos, por eso sé que se podría mejorar el resto. Pero esto por supuesto es sólo mi opinión, quizá soy demasiado exigente con las ilustraciones infantiles.

Si queréis adquirir un ejemplar, lo podéis conseguir por un módico precio en este link: http://yitoygrima.blogspot.com

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

32 respuestas a Reseña: Yito y Grima de David Braña (LIJ 3-5)

  1. David Braña dijo:

    Lo de reunirlos a todos es el final más lógico, como los finales de Pocoyó en los que todos se reunen en una fiesta.

    • ayalguita dijo:

      Como te expliqué antes, los cuentos infantiles deben tener coherencia con la realidad dentro de lo posible. En Pocoyó nunca verás a la Ballena celebrando con Pocoyó fuera del agua o a Pocoyó nadando sin algo para respirar. Dentro de un mundo fantástico, todo tiene reflejo con el mundo real. El cuento estaba bien, sólo comenté que esa parte a mí no me parecía muy coherente. Pero esta es mi opinión, porque como profesora, escritora y reseñadora, estoy acostumbrada a que todo debe ser cuidado, los niños no son tontos y no hay que tratarles como tal, no contarles cualquier cosa pensando que está bien y que no se darán cuenta de que algo no encaja con su mundo. La literatura infantil también tiene sus reglas.

      • David Braña dijo:

        Claro, pero podemos ver a Pulpo jugando al baseball fuera del agua… Por otro lado ¿me estás diciendo que yo trato a los niños por tontos? Porque si es así, creo que deberías retractarte ahora mismo. No sé las titulaciones que tienes ni me interesa demasiado, lo que sí me interesa es que se trate mi trabajo con cierto respeto.

  2. ayalguita dijo:

    Vamos a ver, en ningún momento estoy diciendo que trates a los niños como tontos, en esa frase estoy hablando de la literatura infantil en general, en la que a veces se tiende a tratar a los niños así y ni mucho menos lo son.

    Si tan poco te interesa lo que hago, no entiendo por qué me has enviado tu libro para que lo reseñe, ya que si te has molestado en leer mis reseñas y un poco sobre mí, sabrías que soy sincera en lo que opino no importa quién me envíe el libro, si un autor o una editorial. Eres tú el que me estás faltanfo al respeto como reseñadora, puede que no haya valorado tu libro como esperabas, pero me he tomado la molestia de leerlo, recapacitar sobre lo que iba a escribir midiendo mis palabras y escribirlo. Yo no te he pedido el libro, me lo has mandado tú.

    • David Braña dijo:

      A mí me interesa lo que haces y ya te he dicho que acepto las críticas constructivas. La que creo que no las acepta eres tú, porque sigo opinando que está fuera de lugar el comentario que haces en la reseña. El comentario en el blog, sobre que los niños no son tontos, me lo estás dirigiendo a mí, estás manteniendo una “conversación” conmigo, no te resguardes ahora en que es un comentario general, y por lo tanto me lo tomo como algo personal porque lo es. En ningún momento te he faltado el respeto, revisa mis palabras y lo verás. Estoy dando mi opinión con todo respeto hacia algo en lo que no estoy de acuerdo y que perjudica mi trabajo, pero repito, parece que a ti no te sienta bien que se analicen tus reseñas por el mero hecho de que eres reseñadora. Todo el mundo puede ser reseñador/a, pero no todo el mundo es bueno haciéndolo. Pero mira, no necesito esto, ni tu reseña, así que elimínala y aprende a comportarte como esa profesional que no dejas de repetir eres.

      • Javier dijo:

        Amigo David, creo que estás llevando esto demasiado lejos. No se puede ser tan quisquilloso con los comentarios de los demás. Yo tampoco he entendido que Elena esté insinuando que tú tratas a los niños como tontos. Es que al final no vamos a poder ni abir la boca sin que se nos malinterprete.
        Repito, te has puesto muy rápidamente a la defensiva y has hecho de todo esto una montaña.

      • ayalguita dijo:

        David, evidentemente, no vamos a llegar a ningún sitio así. Lo primero, repito, no es un comentario personal. Si lees he puesto “como profesora, escritora y reseñadora, estoy acostumbrada a que todo debe ser cuidado, los niños no son tontos y no hay que tratarles como tal, no contarles cualquier cosa pensando que está bien y que no se darán cuenta de que algo no encaja con su mundo” Eso quiere decir simplemente que como cada una de las cosas que soy, además de madre, veo muchos libros en los que se trata a los niños como tontos, en ningún momento he dicho que tu libro lo haga, si lo hubiese querido hacer, te aseguro que la reseña hubiese sido bastante diferente. Y te estás obcecando con algo cuando he hecho una reseña en la que pongo que la historia es buena excepto ese detalle del final.

        Lo segundo, por supuesto que admito críticas a mis reseñas, el que no admite críticas a su obra eres tú. Llevo mucho tiempo reseñando no sólo para mi blog, sino también para la web Anika Entre Libros, y nunca, NUNCA he tenido una queja por ninguna de mis reseñas, tanto las favorables como las negativas. Y algunos de los autores a los que he dicho algo negativo eran amigos míos, por lo que creo que mi imparcialidad está más que probada. Yo no voy a decir que algo me parece perfecto cuando no lo es. Tú como autor siempre vas a pensar que tu obra es perfecta, pero yo no lo veo así, y nunca vas a mejorar como autor si no aceptas que la gente opine libremente sobre tu obra.

        Lo tercero, no pienso borrar la reseña, porque me he tomado mi tiempo para leer tu libro y reseñarlo. Y lo que no voy a permitir es que alguien dude de mi profesionalidad, como no haces más que decir tú. En el momento en que tergiversas una y otra vez mis palabras, me estás faltando al respeto. Y decir que no soy profesional, como has querido indicar en tu último post ya es la repanocha. Allá cada uno con su conciencia.

  3. David Braña dijo:

    Vale: si no estoy conforme con la reseña resulta que no admito críticas negativas a mi trabajo. Así que, o trago con todo o no creceré como profesional (me da la risa). Me pregunto si te has molestado en saber algo de mí y de mi trayectoria como profesional…
    En fin, dejémoslo, está claro que entiendes lo que quieres entender. Quizás es porque NUNCA has tenido una queja y no estás acostumbrada a ello. Tengo la conciencia más que tranquila, descuida…

  4. ayalguita dijo:

    Sí vamos a dejarlo porque evidentemente no entiendes lo que te quiero decir. Puedes estar o no conforme con la reseña, yo no te digo que te tenga que gustar, he razonado el por qué encuentro algo negativo en el libro, creo que si dijese no me ha gustado a secas,mi reseña sería mala, pero no lo es, he puesto algo con justificación. Que te guste o no lo que pone ya es otra cosa. No tienes que tragar con todo, sino recapacitar no ya lo que has escrito en tu libro ( que vuelvo a repetir, no está mal excepto eso del final que a mi entender no cuadra), sino en lo que estás poniendo en estos comentarios. Y por supuesto que me informé sobre quién eras y tu trayectoria antes de hacer la reseña, por eso consideré que siendo un autor serio sabrías encajar una crítica negativa a una parte del cuento. Evidentemente me equivoqué.

  5. Yo dijo:

    Si una persona que lleva tropecientas reseñas no ha tenido NUNCA una queja será por algo. Vamos digo yo.
    Sinceramente, no veo motivos para el rebote que te has pillado, David. No dice mucho a tu favor.

  6. David Braña dijo:

    A ver… Voy a intentar explicarme lo mejor posible y daré, por mi parte, cerrada esta “discusión” que, ni me apetece ni creo necesaria. Para empezar, “Yo”, hacer comentarios tras un seudónimo sí que no dice mucho a tu favor. A tu comentario le restas mucha credibilidad haciéndolo, pero bueno… Voy a comenzar desde el principio:

    Cuando ayalguita me escribió diciéndome que la reseña estaba hecha (aunque no es técnicamente una reseña, sino más bien una crítica), la leí y le comenté (también por e-mail) que lo que decía del final no me parecía necesario apuntarlo. No por nada, el final es así, pero creo que hay que leer la obra en conjunto para darle el significado “real” que tiene y que, mencionándolo como un “defecto” le hacía un flaco favor a la obra. Es mi opinión, al igual que ayalguita expresó la suya en la reseña. Ella no estaba de acuerdo y defendía su punto de vista, lo cual es muy lícito. Luego dejé el comentario en el blog, en la reseña, de cómo veía yo el final y por qué lo había hecho así. Ella contestó defendiendo de nuevo su punto de vista (repito: me parece lícito), apuntando que en Pocoyó, la Ballena no está fuera del agua o que cuando Pocoyó se mete en el agua lleva tubo para respirar. Lo cual es cierto, pero yo le contesté que Pulpo sí juega fuera del agua, siempre está fuera de ella, y no pasa nada. Este comentario mío no se ha tenido en cuenta, se ha “pasado” de él, cuando es totalmente cierto y me da bastante razón a mi planteamiento del final. Toda esta conversación la hice desde el más absoluto respeto e intentando razonar. Pero ayalguita hizo un comentario que, lo siento, pero no puedo pasar por alto y no me parece adecuado: “El cuento estaba bien, sólo comenté que esa parte a mí no me parecía muy coherente. Pero esta es mi opinión, porque como profesora, escritora y reseñadora, estoy acostumbrada a que todo debe ser cuidado, los niños no son tontos y no hay que tratarles como tal, no contarles cualquier cosa pensando que está bien y que no se darán cuenta de que algo no encaja con su mundo. La literatura infantil también tiene sus reglas”. Me parece un comentario en el que me falta el respeto, en el que decir que “el cuento estaba bien” no es suficiente “excusa” para luego decirme que trato a los niños como tontos. Vale, no me lo dice directamente, pero sé leer entre líneas y, si el comentario estaba hecho hacia la literatura infantil en general, me sigue pareciendo fuera de tono y sigo estando dentro de ese grupo. Por lo tanto, lo siento, pero no pienso tolerar ese tipo de comentarios. Yo respeto a los niños ante todo, soy padre y lo último que intentaría es tomar a un niño por tonto, porque desde luego no lo son, en la mayoría de ocasiones podemos aprender muchas cosas de ellos.
    Para terminar, no creo que el hecho de que NUNCA haya recibido “quejas” o “críticas” de sus reseñas, sea suficiente razón para que yo no pueda defender mi criterio y mi punto de vista. Mi intención no es convencer a nadie, repito que he tenido todo tipo de críticas a mi trabajo y he sabido encajarlas, como debe ser, y que a mí no me van estos líos, pero si algo considero que no está bien, lo voy a decir y lo voy a defender. Por supuesto, habrán (como ya se han encargado de demostrar un par aquí) que no coincidan conmigo y los habrá que sí.
    Es todo. Me he explicado y para mí es suficiente. Ahora que cada uno se quede con lo que quiera…

  7. Yo dijo:

    No, si ahora va a resultar que no puedo utilizar el nick que utilizo en todos los sitios.
    ¿Sabes con lo que me quedo de lo que has dicho? Con esto: “…lo que decía del final no me parecía necesario apuntarlo. No por nada, el final es así, pero creo que hay que leer la obra en conjunto para darle el significado “real” que tiene y que, mencionándolo como un “defecto” le hacía un flaco favor a la obra.”
    Ahí te has retratado. Te lo voy a decir bien clarito: Un libro se defiende a sí mismo. Me parece vergonzoso que vayas tú y le digas al reseñador o crítico qué debe poner o qué no debe poner. El simple hecho de que se lo insinues demustra qué tipo de autor eres. Una reseña es libre. Punto pelota. Si no te gusta, dedícate a otra cosa.
    Y en cuanto al asunto de si los niños son tontos… No me vengas con tonterías. Lo utilizas como excusa porque lo que te molesta es que te hayan sacado un defecto. Que no es para tanto, compañero, que no es para tanto. Te pusiste hecho un basilisco por una cosa que se habría arreglado hablándolo tranquilamente. Pero no, tenías que ir en plan paladín herido en su orgullo. ¡Anda ya, hombre!

  8. frantic dijo:

    A mí sólo me ha quedado una duda, David: ¿qué es, según tú, una reseña?

  9. David Braña dijo:

    Menudo gallito… Y menuda forma de razonar y menuda forma de caer en tópicos… Yo no impongo nada a nadie. No lo he hecho en ningún momento. Si leyeses más allá de lo que quieres entender lo verías claro. Yo he hablado tranquilamente en todo momento el tema de la reseña y no esperaba que la fuese a cambiar. Lo que no pienso tolerar es el otro comentario. No me hace falta ningún tipo de excusa para nada, ese comentario está fuera de lugar. Y una última cosa: no soy tu compañero, eso que te quede bien claro.

  10. David Braña dijo:

    Una reseña, para mí, es informar sobre la aparición de una obra (o lo que se tercie), ofrecer información sobre ella (autores, precio, formato, contenido…), sin entrar en valoraciones personales. Pero no quiero decir que ayalguita deba hacer eso, a mí me parece bien que haga una reseña-crítica o como queráis llamarlo, pues para eso le envié la obra, sino con una nota de prensa hubiese bastado. A mí no me parece malo el trabajo de ayalguita y creo que deberíais respetar la posibilidad de que alguien pueda defender su obra tras una crítica.

  11. Yo creo que la lectura de una obra tiene en sí misma un inevitable punto subjetivo, especialmente en lo que concierne al argumento, trama y subtramas, y no podemos ni debemos esperar que todos los lectores reciban las mismas sensaciones, ya se sabe que de una misma obra derivan tantas historias como lectores. Así que, en este punto, la discusión, si se me permite, me parece un poco estéril: para ayalguita —que no podemos olvidar que es una gran lectora— ese detalle final de que el sol salga en la noche no es adecuado y para el escritor —que no podemos olvidar que es el creador y señor— forma parte de la esencia de la obra. Al fin y al cabo, una cuestión de pareceres. Si estuviésemos hablando de incoherencias gramaticales, faltas de ortografía, anacolutos, contradicciones en los datos, deficiente redacción…, seguramente llegar a la verdad sería mucho más fácil y nadie podría, o nadie debería, sentirse ofendido.
    De cualquier manera, enhorabuena a los dos, porque habéis defendido vuestra postura con respeto y elocuencia.
    Saludos.

  12. Yo dijo:

    Kikirikiiiiiiiiii…. Quizás no sea mi forma de razonar la que está mal, sino la tuya. Tú mismo lo has dicho, que le recomendaste por e-mail que no pusiera lo del final.
    Por cierto, tómatelo con más calma, porque esto de escribir es lo que tiene: que estás expuesto a las críticas. ¿Te vas a pelear con todo el mundo por una reseña que no te gusta, o por un comentario que ni siquiera era malintencionado? Pues hijo, te va a salir una úlcera.

  13. ayalguita dijo:

    A ver, David, que sigues erre que erre:

    Obvié lo del pulpo porque la contestación tampoco te habría gustado: el mundo de Pocoyó no es paralelo a un mundo real, por lo que ciertas normas no son iguales. En un mundo real no salen puertas de repente ni es todo blanco sin nada. Por lo que lo del pulpo no es tan raro. En tu cuento, usas un mundo real en el que otorgas cualidades humanas a los animales, a un rayo de sol, a una lágrima de luna , al sol y a la luna. Eso es un recurso literario característico de los cuentos infantiles para acercar las historias a los niños, pero siempre, si se usa el mundo real de trasfondo, debe seguir unas normas elementales , y la más elemental de todas es la coherencia: sol-día, luna-noche.

    Sigues empeñado en leer ofensas donde no las hay, no hay nada que leer entre líneas. Es una crítica a parte de la literatura infantil que se publica hoy en día. Cualquier reseñador de LIJ o profesor de magisterio o educación infantil , incluso muchos autores que se dedican profesionalmente a la LIJ, te lo puede corroborar.

    Tú dices que aceptas críticas constructivas, pero cuando te comento algo que no funciona bien en el cuento te pones a la defensiva. ¿qué es para ti una crítica constructiva entonces? ¿decirte que todo está bien y que es muy bonito? Es que no lo entiendo, con esa crítica pretendía ayudar a que en la próxima edición (al ser autopublicación, puedes cambiarlo si haces más, no sé cómo lo estarás haciendo) pudieses corregir esa parte del final, simplemente reescribirlo de alguna manera para que se guardase la coherencia: En lugar de poner “Al caer la noche”, poner algo como al atardecer, pues muchas veces por las tardes coincide que el sol y la luna están juntos y no habría nada de raro en eso.

    En cuanto a lo de la reseña: en ningún momento me has pedido que haga una nota de prensa, sino que me enviaste el libro para reseñarlo. Para notas de prensa no se envían libros. Y reseñarlo, según la RAE es “Noticia y examen de una obra literaria o científica.” Creo que en mi blog pongo RESEÑAS, no notas de prensa. Leo una obra y hago un examen de esa obra, lo bueno y lo malo. Siempre desde mi punto de vista y los lectores de mi blog saben que es MI opinión, que no tiene por qué coincidir con la suya cuando lean el libro.

    En fin, esto ya se está volviendo ridículo.

  14. Mr Sandman dijo:

    Creo que esto se está llevando a unos derroteros demasiado extremistas, yo no creo que haya tal crítica después de haber leído esta reseña. Creo lo mismo que muchos otros, si en su recorrido como crítica o reseñadora de cuentos y obras iterarias no ha tenido estos problemas, no se la razón de llevarlo tan lejos en esta. De todas formas, una crítica debe ser bien aceptada tanto si es buena como si no lo es.

  15. David Braña dijo:

    Buf… Vale… Dejémoslo, de verdad. Suerte con todo y que seais felices.

  16. Juande dijo:

    Bueno, este debate trae cola. Desde el principio diré que también soy escritor y muy amigo de Elena, y que soy de los que piensa que una obra no debe defenderla el autor, sino ella misma. Ahora bien, también tengo que decir que no estoy para nada de acuerdo con esto: “Lo único que no me cuadra es el final, porque se refiere a que es de noche y aparece el sol, y eso no tiene mucha lógica y puede confundir a los niños: el sol sale de día y se esconde de noche.”
    A ver, ¿me estás diciendo entonces que no debemos dejar que nuestros niños lean libros de fantasía, fábulas? Porque estas últimas están interpretadas por animales y encima hablan, y en la vida real los animales no hablan. Yo pienso que si el autor dice que el sol sale por la noche lo habrá dicho porque tendrá coherencia que lo haga “dentro de su cuento”. Si no ponemos en ese plan tampoco le digamos a los niños que Papá Noel, Los Reyes o el Ratoncito Pérez no existe. No deberíamos dejarles leer tampoco cuentos sobre La Bella o la Bestia, o sobre la sirenita, porque las sirenas no existen…
    Bueno, esa es mi opinión. Y “Yo”, se pueden decir muchas cosas, pero siempre desde el respeto.
    Un saludo.
    Juande Garduño.

    • ayalguita dijo:

      Juande, lo primero, gracias por comentar, para que vea que no sólo gente que me defiende a mí comenta. Yo nunca he dicho que los niños no puedan leer fantasía o fábula ¿No has leído en mis comentarios la respuesta a lo de que los animales hablen? Eso es totalmente correcto, las fábulas, la literatura infantil clásica…en todas partes hablan los animales, y a eso no le he puesto ninguna pega, es un recurso literario más. Es lo de la luna y el sol juntos lo que he criticado, como podría haber criticado que un rayo de sol y una gota de agua sean amigos, cuando la lógica te dice que la gota se evaporaría, pero no lo he hecho, porque son los personajes principales y, al igual que se dota a los animales de características humanas, también lo ha hecho con ellos. Tendría coherencia interna si durante el cuento hubiesen aparecido juntos alguna otra vez. Sólo salen juntos al final para celebrar que se produce un reencuentro entre los hijos y los padres, una fiesta, y me parece un error y forzado, que podría solucionarse simplemente cambiando 3 palabas que le devolvería toda la coherencia al cuento dentro del mundo que ha creado el autor en el que los animales hablan.

      Que los niños lean fantasía es maravilloso, pero incluso en los cuentos de fantasía hay razones para todos los aspectos fantásticos que ocurren: harry potter vuela en una escoba, pero es un mago y ha hecho un hechizo; tiene que haber una explicación. Este cuento se presenta como una fábula, por lo que no hay magia, sólo los aspectos “humanos” de los personajes y , por lo tanto, sigo opinando lo mismo, que la coherencia debe guardarse.

      En cualquier caso, gracias por comentar 🙂

  17. Nani Pearce dijo:

    Sinceramente, pienso que tú, David, estás siendo un poco exagerado a la hora de aceptar lo que se te está diciendo, porque ni mucho menos creo que ayalguita lo haga con mala intención. Es cierto que a los niños hay que hablarles de cosas fantasiosas, pero que guarden coherencia con la realidad, porque si no les hacemos un lío que no veas. Con esto no critico tu trabajo, que si has conseguido llegar hasta aquí supongo que será bueno. El problema empieza a la hora de comentar, que sí, que cada uno tiene la libertad de decir lo que quiera, pero es que ya has empezado a ir a por todo el que te diga algo. Por ejemplo lo de ayalguita de los niños, ella ni mucho menos lo hacía para darte ningún tipo de lección ni nada por el estilo, simplemente es algo que ha escrito y que se ve perfectamente que es totalmente generalizado, que no va para ti. Y luego “yo” simplemente está defendiendo a ayalguita, cosa que me parece perfecto, pues acéptalo, has ido a por ella. Y nada más, solo que no te enfades tanto por lo que se te diga, porque seguro que a lo largo de tu vida te van a decir cosas bastante más importantes y más determinantes así como bordes o groseras que no tienen que ver en absoluto con lo que se dice en esta reseña ni en estos comentarios.

    Un saludo!!

  18. Juande dijo:

    De nada, Elena, aunque sigo sin estar de acuerdo contigo.¿O sea, que la explicación de que Harry Potter vuele en una escoba es porque ha echado un hechizo? Ahhh, buena explicación. Sigo pensando que igual que aceptamos que uno de los protagonistas sea una gota de agua o que el molón de Harry Potter pueda volar en una escoba, se debe aceptar también que la luna y el sol puedan salir a la vez, aunque no haya salido antes en el cuento y si el autor así lo quiere.

    • ayalguita dijo:

      Por supuesto, tu opinión es tan válida como la mía. Creo que no son equiparables ambas cosas puesto que la edad de los lectores a la que va dirigida es muy distinta y, por lo tanto, su conocimiento del mundo en el que viven. También hay que tener en cuenta que en Harry Potter habla de un niño mago,, pertenece a la literatura fantástica, y el cuento de David es una fábula, sin magia. Las fábulas son cuentos tradicionales en los que los animales toman características humanas para aleccionar a los lectores sobre algo. Son dos tipos de literatura que, aun siendo LIJ, son distintas, aunque en los dos ocurra algo que no es real. Creo que cada tipo de literatura tiene sus reglas. Tú escribes historias de terror, ¿sería terror si no hubiese algo que a los lectores les diese miedo o les inquietase? Tienes que jugar con los elementos del tipo de literatura específica que escribes y adaptarla al público al que te diriges.

  19. Yume de Sen Jin dijo:

    Dejo aquí una cita que ya dejé en mi facebook el otro día xD:

    “El escritor que habla de sus propios libros es casi tan malo como la madre que habla de sus propios hijos.”

    Benjamín Disraelí.

  20. Yume de Sen Jin dijo:

    Y con esa cita no estoy diciendo que este hombre sea malo como escritor o no, sino lo que ya han comentado por ahí. A mí me parece muy bien que un escritor pueda opinar sobre su obra pero en realidad, si tú publicas un libro, va dirigido al lector, y el lector por tanto, es el que debe opinar de la obra. Nosotros, los escritores, al escribir no nos damos cuenta de muchas cosas de las que sí se dan cuenta los lectores y muchas veces deberíamos hacerles caso pues tienen mucha razón.

  21. Yume de Sen Jin dijo:

    En cuanto a lo del sol y la luna… pues no sé, supongo que los dos tienen su visión de las cosas y si dais vuestra opinión puede ser igualmente válida.

  22. Fer Alcalá dijo:

    Yo es que, de todo esto, solo creo una cosa: Si eres escritor (y esto haced como si me lo digo a mí mismo porque, en alguna ocasión, ganas no me han faltado) lo mejor que puedes hacer es no comentar nunca una reseña que hagan de una obra tuya. Ni para decir gracias. Es lo más coherente y lo más elegante.

    Cuando uno publica un libro, deja de ser suyo. Esas es la magia de la publicación y aunque a uno le repatee el punto de vista de quien lo lee y no esté de acuerdo, no tiene sentido ya su opinión puesto que es la del autor. Ya es tarde. La obra está publicada. Se acabó. Es de los lectores.

    Igualmente, no veo ningún tipo de acritud por parte de ayalguita en su reseña. Es más, desgrana con bastante tino lo que se espera de una obra infantil y, es más, es de agradecer su sinceridad.

  23. Para el autor, y sin ánimo de ofender ni menospreciar a nadie: Las reseñas malas también hay que tomárselas a bien. A todos nos gusta que pongan nuestros libros por las nubes, pero no siempre es así, y hay que tener clase y aceptarlo con deportividad. Si el libro no se ha explicado lo suficiente por sí solo, el autor no tiene que entrar a explicarlo. Eso es escribir bien.

  24. boletindelasemana dijo:

    Hablar de la aparición de una obra, es una noticia y si va en formato de nota de prensa, la elabora el departamento de Prensa correspondiente y el medio, en este caso, este blog le daría algo de forma o lo publicaría tal cual. Lo que ha hecho ayalguita es una reseña. Las hay de muchos tipos. Y de ella se desprende un comentario que ha sonado a crítica (en su otra acepción), pero el texto que ella ha escrito no es una crítica. Hay diferencia entre los tres conceptos. Hasta en la fantasía más fantasiosa hay una lógica, sigue las mismas reglas que el cine, por ejemplo. Un espectador no comulga con todo lo que aparece en la pantalla solo porque sea ficción. No he leído tu historia, David, pero ganas me dan de hacerlo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s