Entrevista a Sven Nordqvist: Feria del Libro de Madrid 4/6/2011


Entrevista realizada para Anika Entre Libros con motivo de la visita del autor a la Feria del Libro de Madrid.

Buenas tardes, gracias por conceder esta entrevista a la revista online Anika Entre Libros. Me gustaría comentarle que somos una de las webs sobre literatura en español que más años lleva activa (14 años), y que tratamos literatura para todas las edades, por eso nos pareció una buena idea el poder conocerle durante su visita a Madrid.

Usted siempre quiso ser ilustrador, pero no le aceptaron en las escuelas de arte y tuvo que dedicarse a la arquitectura hasta que ganó un premio de libros infantiles.

1. ¿Qué es lo que más le atraía de la profesión de ilustrador cuando era pequeño, quizás la capacidad de poder crear nuevos mundos, que en cierto sentido es lo mismo que hacen los arquitectos, sólo que con distintos materiales?

Sí, crear me gustaba mucho. Se me daba muy bien dibujar. Mi hermano mayor era bueno en todo menos en dibujar, y por eso me gustaba más. Mi madre también me apoyó siempre en mi interés por el dibujo, ya que ella también es artista.

Trabajé de arquitecto a la vez que ilustrador para publicidad durante un tiempo, pero tenía claro que quería dejar la arquitectura para ser libre y crear a mis anchas, sin las restricciones de una oficina.

2. En cuanto a su proceso creativo, ¿escribe antes la historia, para ceñirse a un guión a la hora de ilustrar, o prefiere realizar las ilustraciones primero y crear luego el texto sobre ellas?

En prácticamente todos mis proyectos escribo primero la historia y luego empiezo a hacer bocetos. En el caso de  ¿Dónde está mi hermana? Sólo había imágenes al principio. Es un trabajo de 25 años, los esbozos son de entonces. Al convertirlo en libro, quise que las imágenes tuviesen un texto, y por eso creé la historia del pequeño ratón que busca a su hermana. Los críticos no entienden que es un libro para niños, hay que saber leer las imágenes, ya que en el texto no hay acción como en un cuento normal. Es un libro ideal para niños que todavía no saben leer o están aprendiendo porque las imágenes dicen mucho más que el texto.

3. Sus ilustraciones tienen la característica de que están delineadas, sus figuras tienen el borde negro que podría caracterizar a las ilustraciones de los cómics y que en ocasiones aparecen los personajes varias veces en la misma imagen, lo que viendo muchas ilustraciones que están de moda ahora mismo, como las de Rebecca Dautremer, las hace muy distintivas. ¿Ha recibido alguna vez, críticas por ese motivo, por considerarlas quizás un híbrido entre ilustración y cómic?

Los críticos dicen que porque están delineadas, mis ilustraciones son como dibujos animados y no son tan buenas y no las consideran arte pictórico. He reflexionado mucho sobre esto y al final he llegado a la conclusión de que esos críticos son adultos especialistas que se sienten atraídos por álbumes ilustrados y piensan que los niños deben tener sus mismos conocimientos, pero un niño necesita leer y ver un libro que le diga algo, que la historia le llegue y pueda identificar lo que ve, que no sea tan abstracto.

4.  Hablemos de Findus y Pettson. Ahora mismo son muy conocidos en su país, ¿Cómo surgió la idea de crear a estos entrañables personajes?

Al principio no tenía la idea de hacer una serie de libros, sólo tenía el libro de “El pastel de Crepes”. Era la historia de un hombre solo que quería compañía para hablar. Creé el gato para que pudiese hablar con alguien, pero sin que le quitase protagonismo a Pettson. Tras terminar este libro escribí otros tres que no tenían relación con él y pensé que sería un buen momento para continuar la serie porque Pettson y Findus se habían hecho muy famosos, así que saqué un nuevo título cada dos años. Como cuando los escribía mi hijo tenía unos 6 años, el gato fue cogiendo la personalidad de mi hijo.

5.  En sus ilustraciones, que son maravillosamente detalladas, hay muchos elementos típicos de la cultura sueca, desde las casas rojas a los renos, ¿cree que parte del éxito de sus obras recae en que los niños suecos han podido sentirse identificados con los personajes porque les ven como parte de ellos mismos?

No tiene por qué, la Suecia que sale retratada en los libros es la Suecia rural de los años 50, muchos niños de hoy en día no han conocido esos elementos si no han salido de las grandes ciudades.

6. Pasemos ahora a ¿Dónde está mi Hermana? Un libro en un formato bastante grande en el que las ilustraciones son un continuo fluir onírico, que si juntásemos las hojas podrían formar un mural continuo casi perfecto. ¿Fue esa su intención desde el principio?

Sí, quería que fuese fluido, que las imágenes se pudiesen encadenar una con otra, aunque no siempre coincide el final de una con otra. Entre las ilustraciones hay también un pequeño misterio y es que escondí a la hermana que busca el pequeño ratón para que la puedan encontrar los lectores, porque a mi hijo le gustaba ese tipo de libros, como ¿Dónde está Wally?.

7. El texto, junto con las ilustraciones, nos lleva en el viaje de un pequeño ratoncito en la búsqueda de su hermana, ¿Fue ese viaje la excusa para crear unas ilustraciones que reflejases esa búsqueda,  o fue usted consciente en todo momento de qué ilustraciones quería hacer para texto?

Primero creé los paisajes porque quería hacer las imágenes sin texto y con libertad. Entonces decidí convertirlo en libro, pero no quería crear una historia que cambiase la importancia de las ilustraciones, por eso hay tan poco texto. Si no eres capaz de leer las imágenes, no puedes leer este libro, porque no pasa nada. Los críticos no le ven sentido, ya que la historia son las imágenes, pero simplemente, la excusa de la hermana es el hilo conductor para ir viajando entre imágenes.

8. Para finalizar, hemos visto cómo  su trabajo como ilustrador comenzó tarde por falta de apoyo, ¿Qué le diría a esos jóvenes  ilustradores que buscan una oportunidad para abrirse paso en este mundo.

Hay muchos métodos para aprender, pero sobre todo hay que practicar mucho. Yo aprendí dibujando en todas las situaciones, a cada ocasión que se me brindaba, me ponía a dibujar. Hice un curso en EEUU por correspondencia, me ayudó a perfeccionar el dibujar una figura sin modelo, los gestos, etc. Pero se requiere mucha práctica. También me sirvió mucho la revista MAD con sus dibujos, calcaba las ilustraciones para practicar otros trazos y otras técnicas.

Muchas gracias por su colaboración, ha sido un placer tenerle en Madrid.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s