Semana Negra (II): días 25, 26 y 27 de Julio de 2001


Segunda entrega de la crónica que publiqué sobre la Semana Negra en la web Anika Entre Libros. Mañana colgaré la tercera:D

Lunes, 25 de julio de 2011

Termina el fin de semana pero no con ello las actividades de la Semana Negra, ya que el programa está a rebosar de actividades interesantes a las que asistir: tertulias, charlas, presentaciones, conciertos… Como estoy sola representando a Anika Entre Libros lamentablemente no puedo asistir a todos los eventos que quisiera, ya que algunos de ellos solapan los horarios y, lamentablemente, no dispongo de ningún artilugio mágico que me permita desdoblarme como Hermione Granger.

La primera charla a la que asisto es a la charla Hacia una nueva novela de aventuras, en la que participan: Alfonso Mateo Sagasta, Juan Esteban Constaín, Rafael Marín, Juan Miguel Aguilera, Sebastién Rutés, Héctor de Mauleón, Elia Barceló, Javier Márquez Sánchez, Fernando Marías, Jesús del Campo, Kike Ferrari y moderado por Paco Ignacio Taibo II.

Por turnos, van debatiendo las distintas características que definen la literatura de aventuras. Comentan que para el S. XIX, la novela de aventuras era la contraria a la reflexión y dicen que hoy en día, muchos géneros podrían considerarse novela de aventuras.

Nos dicen que el personaje o trama principal no son suficientes si no hay una exploración de la mirada del personaje y citan como ejemplo Lord Jim es un clásico en la literatura de aventuras en la que lo que prima es el sentimiento de culpa del personaje.

Uno de los tertulianos sugiere que la acción no es suficiente, hay que definirla. En el s. XIX se definía por el exotismo geográfico, pero hoy eso no existe porque el uso de internet ha robado ese exotismo. Otro tertuliano le dice que no es del todo cierto, porque aunque el internet se pueda usar para recabar información, sigue siendo importante porque puedes escribir algo de tu ciudad y no te parece exótico, pero para alguien que lo lea desde el otro lado del mundo, es un exotismo. Javier Márquezexplica que lo que podamos encontrar en internet es sólo eso: información y eso no puede competir con las aventuras que hace vivir una novela.

Monteverde pregunta ¿cómo puede haber nuevas formas de narrar una novela con las mismas situaciones dramáticas de siempre? La única forma de narrar algo nuevo sería con una emoción nueva que tuviese el ser humano pero, ¿cómo se crea una nueva emoción? Fernando Marías le dice que una novela de aventuras podría crearse a partir de un grupo de humanos que partiesen hacia una isla en la que se hubiese descubierto una tribu que tuviese una emoción más que los demás humanos y ya en sí sería considerado una novela de aventuras.

Comentan que la tendencia existente a situar la acción en las ciudades, convirtiéndolas así en los siguientes lugares exóticos, son el camino a seguir en la novela de aventuras.

Intentan escoger las características que toda novela de aventuras debería tener y entre ellas aparecen: viajes, paisajes, profundidad psicológica, debe haber movimiento en el tiempo y espacio, tiene que tener un malo. Elia Barceló dice que deberíamos pensar en la base del caleidoscopio, con los colores que hay debemos formar nuevas formas.

Tras esta charla, espero a conocer a una de las asistentes más llamativas de la Semana Negra, Melinda Gebbie, ilustradora que, casualmente, está casada con el señor Alan Moore. Es divertida e interesante, se la ve como una mujer de armas tomar y la charla promete estar llena de detalles interesantes.

CHARLA CON MELINDA GEBBIE PRESENTADA POR CRISTINA MACÍA

Siempre le gustó montar jaleos, esa fue su carta de presentación. Y es que esta mujer de armas tomar es un torbellino. Al ser preguntada sobre cómo se definiría, ella nos cuenta que primeramente se define como artista y persona, y luego como mujer. Considera que tiene mucha suerte porque ella es capaz de ver como una cámara aquello que lo rodea y lo plasma en dibujos. Como artista, le gusta el sentimiento de poder mostrar a la gente un punto de vista que no ha sido contando antes. Está convencida de que muchos problemas viene por la hipocresía de la gente, sobre todo de aquellos que están en el poder. Le interesa la política sexual, la política que se establece en las relaciones sexuales. Fue una artista underground cuando era joven. Su padre solía tener libritos con fotos de mujeres sexys, la playboy, etc. Ella no podía ver qué problema representaban, porque para ella eran fotos de mujeres guapas en poses bonitas, pero cuando su madre las encontraba las tiraba a la basura y eso la desconcertaba.

Recuerda sus días en San Francisco, que es conocido por el gran número de cultos que hay en esa ciudad. Ella perteneció a muchos grupos, pero no le gustaba lo que veía porque los que se consideraban feministas tenían un código moral que lo único que demostraba era lo inseguras que estaban de sí mismas y lo reprimidas que estaban.

Cuando era pequeña ella pensaba que habría un libro que explicaría todo lo referente al sexo, pero obviamente no existe, por lo que para ella el aprendizaje sexual fue un camino largo y duro, en el que muchas veces haces un millón de errores humillantes y aprendes sobre la marcha. Por eso tras reflexionar mucho sobre sus experiencias, se le ocurrió la idea de Lost Girls.

Su cómic está prohibido en el Reino Unido por ser pornográfico. Cuando publicóFresca Zizis, quería explicar el mundo del cómic underground que tan poco le gustaba por el ambiente tan oscuro que existía, tan típico de la mentalidad de USA, en el que no te puedes alegrar por alguien que consigue algo, quería denunciar cómo lo único que importa allí es la competencia. Cuando acusaron su obra de pornográfica, el juez que la juzgó fue el padre de Richard Branson. En el tribunal, ella explicó el motivo por el que lo había escrito y, ante la alegación de moralidad, el juez le concedió una semana más para leerlo de nuevo y darle el beneficio de la duda. A la semana, el juez decretó que era pornografía y todos los ejemplares existentes de la obra fueron quemados.

Tiene experiencia con la animación en la película animada “Cuando el viento sopla”. Cuando se metió en el proyecto no tenía experiencia en animación. En su familia son antinucleares, así que cuando escuchó por casualidad una conversación en la que hablaban de un casting de animadores para sacar la película del libro, ella se presentó al casting y entró. Fue una experiencia muy dura porque la empresa estaba arruinada y hacían todo a mano, sin presupuesto. Estuvo once meses trabajando allí y eso terminó con su matrimonio.

Para Lost Girls su marido, Alan Moore, creó el formato y la historia que quería. Ella siempre había querido una historia pornográfica y empezó a crear la historia de tres mujeres a la que llamó “Los tres cisnes”: una pelirroja, una rubia y una morena, en estilo Belle epoque situado en Austria, Reino Unido, una época sin corsés, con talle alto, art decó, etc. Era una historia de claro componente erótico. Alan tenía fantasías con la historia de Peter Pan erótica y las tres mujeres que había dibujado Melinda podían pasar por Wendy de Peter Pan, Dorothy de El mago de Oz y Alicia de Alicia en el país de las maravillas. Utilizó como referencia visual a Otto Wagner.

Es considerada una obra erótica para mujeres, es más sutil, porque a un hombre le pone cualquier cosa, como dice su marido “hasta un pecho mal dibujado en el muro de un garaje”.

Para ella el sentimiento de anticipación es muy importante, lo reflejó antes de la cópula. Una parte de su sexualidad está reflejada en la obra y tuvo que hacer un ejercicio de valentía con su marido porque la gente podría saber cómo son sus relaciones.

Quería reflejar las fantasías de los lectores, usando un estilo de ilustración parecido al infantil, lleno de posibilidades, que muestre lo fantástico que es llegar a lo que buscas.

Esta autora me fascinó tanto que terminé comprándome los tres tomos de Lost Girls, y en uno de ellos me hizo una ilustración muy bonita (foto arriba)

Cuando terminó la presentación, me reuní con Juande Garduño para tomar algo mientras hacíamos tiempo a que empezase la siguiente que me interesaba, la deFernando Marías, y a que llegase mi amigo escritor Miguel Aguerralde, que debía llegar a tiempo para la última charla del día entre Juande y Miguel Ángel Vivas. Para los que conocéis a Juande, es un graciosillo, que no dudó en demostrarlo desde el primer momento en que llegó. ¿Cómo lo hizo? Pues mirad la foto que le hice esa mañana a ver qué veis de raro…

Bueno, pues llegó la hora de la presentación y allí estaba yo en primera fila con mi cuaderno rojo de la Semana Negra para coger apuntes. Y curiosamente, de esa guisa salí en la foto que apareció en el periódico A Quemarropa del día siguiente jejejejeje.

FERNANDO MARÍAS PRESENTA EL SILENCIO SE MUEVE

Fernando comienza la presentación mostrándonos un cartón en el que se puede ver la portada del libro, con su famosa mancha roja, y nos dice que en esa portada está la resolución del misterio del libro. Aunque el libro se vende como LIJ, se ha preocupado de escribirlo para todos los públicos.

Nos cuenta que cuando hace una presentación con estudiantes, les pregunta qué ven en la mancha roja de la portada, y obtiene contestaciones tan variadas como una mancha de vino, pintura, kétchup o incluso la cabeza de una gallina.

Respecto al libro, SM le pidió que escribiese un libro que tuviese de todo: web, cómic, cine, música, etc. Le pareció complicado por el riesgo que implicaba el uso de los elementos tecnológicos, ya que no quería que se terminasen convirtiendo en los protagonistas. Se puede leer sin necesidad de hacer uso de internet, aunque hay pistas en google, webs, etc.

A la hora de elegir el tema del libro, no quería que fuese baladí, quería una novela de un tema esencial y pensó que sería una buena idea hablar de los muertos sin tumba de la Guerra Civil, ya que es una deuda que tienen los escritores con los lectores jóvenes: nuestro país es un gran cementerio clandestino con muchos muertos de la Guerra Civil. Comentó esta idea a SM pensando que se la rechazarían por lo peliagudo del tema, pero, al contrario de lo esperado, le animaron diciendo que la novela sería una superproducción editorial para contar a los jóvenes lo que hay.

Hasta la página 200 se puede leer un pasaje heredado de su libro Todo el amor y casi toda la muerte y a partir de la 200 hay un cómic de 36 páginas que forma parte de la acción. Joaquín Pertierra es un supuesto dibujante que decide contar a su hijo quién fue él en vida dibujándole un cómic (el particular homenaje de Fernando a un mundo que hay que reivindicar). El autor del cómic es Javier Olivares, que no podía firmarlo porque se suponía que lo había hecho el personaje del libro. Cuando se lee el cómic, de repente parece que las primeras 200 páginas son mentira, se sigue leyendo y te hace dudar sobre qué pasa y al llegar al final hay que volver a leer otra vez el cómic.

Pero no quiere hablarnos más del libro, sino de la historia que inspiró el libro, que es la de su propia familia. El hermano de su padre murió durante la Guerra Civil y fue enterrado en una fosa común y su padre siempre les ha recalcado lo mal que se sentía por no tener un lugar al que poder ir a visitarle o una fecha en la que poder recordarle. Su padre sí pudo escapar a Asturias durante la contienda. Era muy joven cuando le tocó luchar y, curiosamente, cuando fue apresado, fue un capitán del bando contrario quien le salvó por haber ido al mismo colegio que su hijo y no atreverse a matarle. Le enroló en el bando contrario y desde ese momento, el padre de Fernando les decía que siguió vivo porque alguien de derechas sintió algo muy humano.


Cuando Fernando Marías visitó el Centro Documental de la Memoria Histórica, pues quería dejar allí un ejemplar de su novela cuando estuviese terminada, le ofrecieron la posibilidad de mirar alguno de los archivos. Al final terminó mirando el de su apellido y allí vio una ficha en la que su padre aparecía como desaparecido por un error burocrático, pero también encontró la de su tío Luis. Cuando se la llevó a su padre para que la viese, su padre le dijo al despedirse que le había hecho el mejor regalo de todos, ya que en la ficha aparecía la fecha de la muerte de su hermano: el 2 de diciembre de 1936.

La historia de su padre y su tío le convenció de que era su obligación con los lectores jóvenes el contarles la historia tal como pasó, con muertes en ambos bandos y mostrando cómo los vencedores asesinaron impunemente a miles de personas y hoy en día sus herederos piensan que no tenemos derecho a intentar recuperarles. El libro es un homenaje a su tío y muy militante en ese aspecto, sin crispación pero habla del tema claramente.

Y tras tener a su público embelesado con sus magníficas dotes oratorias, Fernando se despide de notros. Qué maravilla de hombre, cómo habla de bien en público, es que hace de todo, desde una tortilla de patatas a mantener a una audiencia totalmente pendiente de sus palabras.

Por fin ha aparecido Miguel y juntos nos sentamos en primera fila del último acto de la noche:

CHARLA CON JUAN DE DIOS GARDUÑO Y MIGUEL ÁNGEL VIVAS, moderada por Jorge Iván Argiz

La charla comienza con los autores hablándonos un poco de sus comienzos. Miguel Ángel Vivas explicándonos que sus primeros pasos como director surgieron por la pasión por lo policíaco, ya que su padre era un apasionado del género y tenía una gran colección que él usaba de pequeño. Ante todo se considera director, no escritor a pesar de haber escrito Los sueños de la razón. Para escribir este libro se basó en otro libro que leyó que trataba sobre el exterminio de los enfermos mentales. Comenzó a investigar sobre el tema y a los dos años lo vomitó todo en una novela porque podía contar mucho más que con una película.

Juan de Dios empezó siendo lector y escribiendo relatos románticos. Leyó La zona muerta y después leyó todas las novelas de Stephen King durante un año, tras lo que quiso ser un autor de terror. Escribió El caído, que publicó con el ayuntamiento con una editorial de autoedición y de ahí pasó a publicar Y pese a todo…

Cuando Miguel Ángel decide rodar Secuestrados, llevaba cuatro años dando clases en la universidad y lo dejó para hacer la película sin saber si quiera si iba a funcionar. El tema de la peli surgió de su miedo infantil a que alguien entrase en su casa. Antes daba miedo que entrasen cuando no estuvieses dentro, pero ahora mismo entran incluso con los dueños de las casa dentro. Se dio cuenta de que le gustaría contar una experiencia, que el público se sintiese secuestrado, para ello se centró en los actores y la cámara, el resto no hizo falta. Fue a ver a varias productoras, comprometiéndose a hacer el rodaje en dos semanas con doce planos.

Habló con Vaca Films, que son los que llevan Y pese a todo… y les dijo que si no estaban en ella se arrepentirían. Convenció a la productora y al final lo rodaron con 6 actores y lo que había pedido Juan de Dios. Soñaba con presentar la película a festivales. La llevaron a Toronto y allí la compraron 26 países, en Francia ganaron un premio y así es como se les ha conocido.

Y pese a todo… de Juan de Dios Garduño, llegó por casualidad a la editorial, ya que el autor estaba a la espera de noticias sobre otra novela de zombis “normales”. Vicente, el editor de Dolmen, le dijo que le gustaba, pero que esperasen para ver cómo les iba la colección Z. Mientras tanto, se dedicó a escribir una novela que no cumpliese ningún canon del género Z. Se propuso escribir 1000 palabras al día. Cuando la terminó le gustó más que la otra y pidió a Dolmen que la publicasen en lugar de la primera.

Después de Secuestrados, Miguel Ángel comenzó a leer guiones en Los Ángeles, y se dio cuenta de que eran igual de malos que los que le podían llegar aquí. Vaca Films le dijo que el libro de Juan de Dios estaba muy bien, pero pensó que no le apetecía nada hacer una película Z. Entonces leyó el libro y se dio cuenta de que no era de Z, sino la historia de dos personas que se odian. Al leerla supo que la tenía que dirigir, porque los personajes le interesaban mucho.

Al ser preguntado qué opinaba de la adaptación del libro al cine, Juan de Dios comenta que para él es una cosa el libro y otra la película y sabe que en una película no se puede contar todo. Vio Secuestrados y le gustó, por lo que se reunió con Miguel Ángel en Madrid para hablar del proyecto. Está tranquilo porque sabe que la historia de los personajes se va a respetar.

Miguel Ángel dice que la novela cuenta algo y la película lo muestra. Al comenzar a trabajar en el guión, en un principio la idea era mostrar el perdón, luego la redención y finalmente la posibilidad de vivir con dignidad. Teniendo en cuenta que en esta película va a hacer las tres cosas que siempre se dicen que no deben hacerse en el cine (trabajar con niños, con animales y con nieve), necesita trabajar bien el proyecto y encontrar financiación.

Fueron a Berlín con la sinopsis de la obra y, cómo había gustado su anterior trabajo, quisieron saber más. A Cannes iban a ir con el guión y finalmente cerraron productores de Francia y coproducción americana porque lo quería en inglés, así que finalmente comienzan a rodar en febrero del 2012. En cuanto a la niña, va a ser española con educación bilingüe, porque será mucho más fácil por temas de viajes y localizaciones, ya que la mitad del rodaje se realizará en España y el resto en Finlandia, por lo que no es viable traer a una familia entera desde USA.

Con esta presentación damos por terminada la sesión oficial de eventos del día 25. Sí, he dicho oficial… porque esa noche ocurrió algo memorable, algo de lo que un escritor en particular puede arrepentirse el resto de sus días, algo que hizo que La cobra taka taka se quedase corta como canción del verano… sí, señores y señoras, me refiero alkaraoke singstar de la Semana Negra, en el que un grupo de locos y locas se dejaron la voz entre risas, bailes y charloteo.


(Rafa Marín y Juanmi Aguilera)


(Paco Gómez Escribano, que nos sorprendió a todos cantando Por el amor de una mujer)

Pero si esa noche hubo un triunfador indiscutible, al que merecidamente se hizo entrega del patito de goma amarillo que era el premio, ese fue Javier Márquez Sánchez, autor polifacético que tan pronto le da a la guitarra, canta o baila.

Como no deseamos hundir su carrera literaria antes de tiempo, me voy a contener las ganas de mostraros las fotos en las que interpretaba a Lola Flores y Pimpinela, creo que será mejor subastarlas en ebay, porque las fotos, junto con los vídeos, valen su peso en oro. Aunque, pensándolo bien, una foto como la de Javi de Lola Flores no sólo no le arruinará la carrera de escritor, sino que posiblemente le convertirá en autor de culto, así que…aquí la tenéis, con abanico y una toquilla, cantando “Ay pena, penita, pena” (autorizada por el propio autor a poner la foto tras convencerle con gintonics).

.


Martes, 26 de julio de 2011

Hoy por la mañana me reúno con Miguel Aguerralde y Juande Garduño para desayunar en el hotel Don Manuel, centro de operaciones de la Semana Negra y que, vayas a la hora que vayas, va a estar con la terraza llena de escritores y periodistas. Es genial poder desayunar al lado de un autor que te gusta mucho como si fuese algo que haces todos los días.

De allí nos dirigimos a la librería 35, Baker St, donde nos espera Patricia Rubiera, colaboradora de Anika Entre Libros, porque quiero que los dos conozcan el lugar en el que se harán las reuniones de Tiramisú Entre Libros de Gijón en breve. Entrar en esa librería es adictivo, ya que está especializada en fantasía y terror y para los frikis es el cielo.


(Aquí Miguel, una servidora y Juande, con los libros que iban a presentar durante la SN)

Después de la comida, nos dirigimos a la carpa de Encuentros, en la que tenía lugar la segunda parte de la charla sobre aventuras.

Los autores seguían debatiendo sobre las distintas características de este tipo de novela. Se comenta que algo fundamental es que la nueva novela de aventuras deber integrar la literatura y el cine.

Un autor dice algo que me gusta mucho: “Ningún escritor se puede desprender del lector que fue”. También se aportan opiniones que aseguran que cuando se pierde la ingenuidad literaria, ya no se lee igual la misma novela.

Elia Barceló asegura que toda novela debe tener un componente épico y otro lírico, que casi te haga llorar. Hay que conseguir que el lector se sienta fascinado por los protagonistas.

Hablan de los lectores de novelas de aventuras y hoy en día, están asociadas a la literatura infantil y juvenil. El escritor escribe novelas de aventuras porque el lector no las puede vivir. La novela de aventuras ofrece sueños y te convencen de que hay algo por lo que vale la pena luchar.

PRESENTACIÓN DE OPERACIÓN DRÁCULA DE PILAR SÁNCHEZ VICENTE CON ALEJANDRO GALLO

Se trata de la primera novela negra de la autora, que antes había escrito novela histórica. Alejandro Gallo explica al público que se nota que está escrita con rigor porque emplea argot policiaco que sólo se sabe investigando. La autora tuvo un buen contacto con la policía: bases de datos, calabozos, etc. Viendo documentación sobre prostitución femenina en España encontró que el 80% de las mujeres eran rumanas traídas en condiciones vejatorias y humillantes, y eso lo quería reflejar en la novela.

Tenemos una protagonista femenina, la inspectora Ocaña, que intenta resolver un problema de trata de blancas que se da en Europa. Encontramos el asesinato sin resolver en Rumanía de un profesor de biología que estaba contra el dragado del río Danubio. La novela transcurre entre Madrid y Bucarest.

La autora, para recalcar la importancia que le da a los personajes femeninos, nos lee un relato que escribió hacía años en el que cuenta cómo será la mujer del futuro. Es divertido y una buena forma de terminar la presentación.

Y finalmente llegó el turno de la última presentación que iba a cubrir este día, no me la hubiese perdido por nada del mundo, porque los dos personajes que habría sobre el escenario son la pareja literaria más divertida de la Semana Negra: Rafa Marín y Juanmi Aguilera. Es curioso cómo llegas a un sitio sin conocer a nadie y acabas cogiéndole cariño a tanta gente, y estos dos desde luego se colaron ya desde el Tren Negro en el corazón de todos los que íbamos de novatos, son geniales.

NÉMESIS, DE JUAN MIGUEL AGUILERA, CON RAFAEL MARÍN


(Rafa y Juanmi posando como sólo ellos saben)

Némesis es la obra de Juan Miguel Aguilera El refugio puesta al día para que pueda ser legible hoy. Cuando se le propone reeditarlo, se pone a hacer revisiones y queda una novela nueva. Esta es una novela de apocalipsis, en la que la humanidad se ha ido a hacer puñetas y los supervivientes intentan reorganizarse.

Unos ejemplos de partes que necesitaban cambios pueden verse cuando la protagonista escucha canciones de ballena en un walkman o cuando decía que se usaban mini-cds como algo increíble o pensaban que los japoneses iban a dominar el mundo (lo cambiaron por los chinos en la revisión) y fueron este tipo de detalles los que hubo que modificar.


Uno de los cambios más importantes fue añadir un componente psicológico más profundo y para hacerlo, se fijó en un experimento que tuvo lugar durante los años 90 en el desierto de Arizona en el que se crearon unas Biosferas y donde se reprodujeron todos los ambientes para ver si podrían sobrevivir encerrados. Hubo problemas desde el principio: falta de oxígeno, mucho trabajo, gente peleada…Se repitió de nuevo, aunque en esta ocasión con gente seleccionada por psicólogos, pero volvió a fracasar. Un holandés lo vio y decidió crear el Gran Hermano.

Tras el experimento de Arizona, en el que la convivencia parecía no ser posible en ambientes cerrados de esa manera, se dieron cuenta de que sí había personas viviendo tranquilamente en grupos cerrados: las órdenes religiosas. En la novela, entre la gente que se reorganiza, está la Iglesia, ya que al autor le parece casi imposible librarse de la religión.

Cuando escribió el original le encantaba la tecnología y se centraba más en ella, ahora se fija más en el componente humano. También influye el que haya conocido y leído a más autores y haya participado como guionista en la película Stranded (con María de Medeiros), lo que le permitió darse cuenta de la importancia de dar intensidad a todos los personajes.

Con la presentación terminada, nos dirigimos todos los que estábamos a cenar juntos en una pizzería cercana al recinto en el que se sitúa la Semana Negra. A pesar de las malas pulgas del camarero, al que parecía molestar el hecho de que fuésemos un grupo numeroso, pasamos un rato bastante divertido.


(Juanmi Aguilera, Rafa Marín y Carmen Moreno) (Nerea Marco, de El Templo de las Mil Puertas y yo)

Y por supuesto, tras la cena no había otro lugar al que acudir que no fuese el Don Manuel. Una parte muy importante de la Semana Negra para los escritores y periodistas que acudimos a ella sucede en la terraza de ese hotel, allí compartimos novedades, proyectos, risas… una Semana Negra sin el Don Manuel, no sería lo mismo.

Allí puedes ver a Juan Madrid hablando con Ernesto Mallo…

Enterarte de que los poetas son decoradores de interiores… y escuchar cómo una poeta como Carmen Moreno, tras escuchar lo anterior, reta a Juan Madrid a leer su obra, asegurándole que le va a gustar.


(Carmen Moreno y yo)

Y sobre todo hay brindis, brindis por los poetas, los novelistas, el futuro… ¡Y por Chipre! (Lo siento, lectores, es una broma que sólo los reunidos en esta noche loca podremos entender, pero… ¡tenía que decirlo!)

Esto es la Semana Negra… ¡Y sigue!.

Miércoles, 27 de julio 2011

Hoy es un día especial, en el que la organización lleva a los escritores y periodistas a una espicha (cata de comida tradicional asturiana al aire libre), por lo que, tras haberme pasado la mañana haciendo Tiramisú en casa de Patricia para que estuviese listo en las firmas de mis amigos, me dirigí al hotel Don Manuel para esperar a los autobuses.

Lo primero que había que hacer era estrenar los columpios, por supuesto, y ¿quién mejor que Sergi Viciana y Juande Garduño para ello?

Cuando estuvimos todos listos, fuimos a comer productos típicos asturianos y nos repartimos por los distintos bancos, buscando la sombra, ya que fue uno de los pocos días en que hizo mucho sol.


(Juande Garduño, Miguel Aguerralde, Mónica Plasencia (Ed. 23 Escalones) y Rafa Marín)

Pero como allí estaba Yampi, no íbamos a sentarnos a charlar tranquilamente, no, había que hacer un círculo y escucharle. A su lado estaba Javier Márquez que, antes la pregunta de Yampi de si tocaba la guitarra, él contestó: “No, qué va, sólo acompañamientos”, pero aún así cogió la guitarra que le ofrecía Yampi y… ¡nos dejó con la boca abierta! Este chico lo mismo vale para un roto que para un descosido, estuvo tocando un buen rato, acompañado en los coros por Elia Barceló a ratos, Rafa Marín a otros…

Pero no fue el único que se atrevió con la guitarra, no. Allí estábamos escuchando a Javi cuando llegó Paco Gómez Escribano y sin dudarlo, cogió la guitarra y se puso a tocar y cantar también. Este hombre está en todos los saraos, y encima, se le da bien todo… ¡atentos con él, que vale mucho!

Por allí estaban también dos grandes del género: Ramsey Campbell y Dennis Lehane, y mis monstruos favoritos no dudaron en hacerse fotos con ellos:


Llegó la hora de regresar al recinto de la Semana Negra para asistir a los eventos de la tarde. Es a partir de este día cuando casi me da un infarto porque muchos de los eventos a los que quiero asistir son a la misma hora. Por si fuera poco, quería dar todo mi apoyo a mis monstruos (lo siento, tanto escribir terror, les ha ganado ese apodo), esos que tenían una charla llamada: “El armario de los monstruos” y que sería esa misma tarde.

Al llegar pudimos asistir a la tercera y última parte de la tertulia “Hacia una nueva novela de aventuras”:

Uno de los tertulianos opina que la novela de aventuras cambia del S. XIX al s. XX por la invención del automóvil. En Vuelta al mundo en 80 días, los protagonistas son los medios de transporte que se utilizan. El automóvil lo cambia todo, permite recorrer grandes distancias comparado con lo anterior que era el caballo. Opina que el “road movie” es lo que ha seguido a la novela de aventuras del S. XX. Ante esto, Rafa Marín dice que no lo considera exacto, ya que cuando apareció el avión, se le quitó al coche el protagonismo, después llegaron los súper héroes, etc.

Se plantea por qué los villanos son siempre tan malos y atractivos y los buenos tan sosos. Lo oscuro siempre parece inquietante y atrayente. En la novela de aventuras siempre te identificas con el bueno, pero en la negra o de terror, a veces nos sentimos atraídos por el malo (opino lo mismo, y si no leed Noctámbulo de Miguel Aguerralde, a ver por quién sentís atracción). El mal representa la voluptuosidad, adquiere un rasgo nuevo.

Rafa Marín dice que el malo lucha por una satisfacción personal o por derribar lo establecido. El bueno lucha por mantener el estatus. A veces el bien, para derrotar al mal, debe ser peor que el propio mal.

Esta tarde tenían lugar dos presentaciones muy interesantes a la misma hora:Vanessa Monfort, que presentaba Mitología de Nueva York:

Y una charla con Fernando Iwasaki y Patricia Esteban Erlés:

Tras encontrar a los cuatro monstruos que iban a presentar sus libros, nos tomamos algo juntos hasta que llegó la hora de subir al escenario para hablarnos sobre: EL ARMARIO DE LOS MONSTRUOS: OTRO PANORAMA DEL TERROR EN ESPAÑA. Y allí estaban ellos acompañados de Cristina Macías: Miguel Aguerralde, Pedro Escudero, Ángel Luis Sucasas y Juan de Dios Garduño.

Nos hablaron sobre cómo está el panorama literario español en relación al género del terror y cómo es importante que las editoriales empiecen a apoyar a los autores de un género que cada vez tiene más adeptos en España. Tenemos autores de terror patrios con un nivel muy alto y que no tienen nada que envidiar a los autores extranjeros, lo único que necesitan es un empujoncito para salir adelante.

Tras un debate interesante, pasaron a hablar un poco de los libros que tenían publicados por la editorial 23 Escalones, que es una de las editoriales que más fuerte está apostando por el género del terror en España ahora mismo: Juan de Dios Garduño presentaba Apuntes MacabrosMiguel Aguerralde Los Ojos de Dios,Pedro Escudero Zombi Kindergarten y Esa bella melodía y Ángel Luis SucasasHamelín, además del libro de Darío Vilas Piezas desequilibradas.

Para terminar el día, me quedé al Fuego de Campamento: Contando historias de terror con Patricia Esteban ErlésFernando Iwasaki, José Luis Zárate y Elia Barceló. El problema de este evento fue que la megafonía no era tan buena ya luchando con los ruidos de la feria (esto fue a las 22:00h, durante la tarde no está la música tan alta y ambas actividades conviven sin problemas).

Un día más terminado, de aquí al Don Manuel a compartir la noche…Esto es la Semana Negra… ¡Y sigue! (recuerda que puedes acceder desde aquí a la crónica de los siguientes días ¡pulsa!)

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s