Crónica de la Semana Negra 2012 (1)


(Esta es la crónica que escribí para la web Anika Entre Libros (www.ciberanika.com) y que editó Anika Lillo)

VIERNES 6 DE JULIO DE 2012

Un año más aquí estamos, en el vestíbulo del hotel Chamartín para dar el pistoletazo de salida a una nueva edición de la Semana Negra. Pero no se trata de una edición cualquiera, no, sino de la XXV. ¡25 años de celebración de la cultura, de poner a Gijón en el mapa y de conseguir que personas que acuden sin conocerse, acaben despidiéndose como hermanos! Estos somos los semaneros y yo, desde el año pasado, y estoy orgullosa de decir que soy semanera, y siempre lo seré.

Paco Ignacio Taibo II (PIT II) (en la foto), nos ofrece unas palabras antes de partir y nos dirigimos al tren negro, que nos espera para lo que será el mejor viaje que realizo cada año. Son tantas las horas que pasamos juntos en esos vagones que nos da tiempo a ponernos al día los unos con los otros de qué hemos hecho este año, cantamos y, algunos pobres novatos, intentan dormir.

Durante este viaje tienen lugar varias ruedas de prensa en la cafetería del tren. En la primera, PIT II Nos cuenta lo que ha ocurrido con Sanjuana Martínez, autora finalista del premio Walsh con “La frontera del narco“. Ha sido detenida injustamente por represalias de una jueza. Todos los semaneros estamos atentos a cómo termina esto, que nos ha dejado muy preocupados (Última hora: ha sido liberada)

Termina la rueda de prensa y volvemos a nuestros sitios, Martin Roberts se convierte entonces en el hombre más solicitado del tren al ser el único que tiene un abrebotellas. Para los que no sabéis cómo funciona el tren negro, os contaré que tenemos todos los vagones para nosotros (se dividen entre fumadores y no fumadores) y que la cafetería no es funcional, pero que sí tiene botellas de agua y, este año, de cocacola. Claro que las de cocacola no las podían abrir al no haber abrebotellas. Es en momentos como este cuando el ingenio se pone a funcionar cuando no encuentran a Martin y vemos cómo se intentan abrir con mecheros, golpes a lo burro, etc.

El tiempo pasa volando y es la hora de la segunda rueda de prensa. En este caso, PIT II nos presenta a la directora de cine Lisa Díaz y su documental La línea invisible. En este nos cuenta cómo en una población mexicana llamada El Alberto, realizan un simulacro de paso de la frontera cada fin de semana. El gobierno no lo ve con buenos ojos ya que lo consideran un entrenamiento, pero la directora nos comenta que ella no lo ve así, lo tienen más como una atracción turística, camino de un parque temático.

Vuelta a los asientos y ya sí, empieza el jolgorio en nuestro vagón: Javier Márquez Sánchez saca la guitarra y Carmen Redón, su violín y ya no paramos de cantar hasta nuestra llegada a Mieres. Qué maravilla la violinista, ¡nos dejó a todos sorprendidos!

En la tercera rueda de prensa, encontramos a Juan Miguel Aguilera y a Ana Colchero, que nos hablan del libro de ciencia ficción Los hijos del tiempo. Se trata de una distopía muy interesante en la que los privilegiados viven en la superficie pero los menos afortunados son obligados a vivir bajo tierra.

Todo parecía ir bien, pero entonces el tren se para y nos dicen que la vía está obstruida por troncos y hierros y que no podemos avanzar hasta que la despejen. Los mineros, nos comentan.

Mientras esperamos, tiene lugar la última rueda de prensa del tren, en la que vemos aCristina Macía y a Empar Fernández hablando de Sin causa aparente, la primera de las novelas en las que aparece el subinspector Enric Nasarre, un hombre normal que es capaz de empatizar con víctima y asesino, siendo un buen conocedor de la naturaleza humana.

Nos retrasamos una hora en el horario previsto, y es curioso cómo a nuestra llegada a Mieres, otro grupo de mineros nos recibe entre aplausos y cánticos, hay intercambio de camisetas para PIT II y algunos de los escritores y nos acompañan hasta el lugar en el que tradicionalmente nos ofrecen una espicha (picoteo asturiano).

Como vamos muy mal de tiempo, tenemos que comer a toda prisa y volver al tren, pero se agradece igualmente.

Y por fin, tras un viaje largo, larguísimo, llegamos a Gijón. El año pasado nos recibió la banda de música al ritmo de James Bond. Este año, para seguir con el ambiente reivindicativo minero, nos recibió otra banda distinta tocando… el Himno de Riego. Sí, habéis leído bien. El ambiente en Asturias está muy caldeado, así que no podía ser de otra manera.

Tras descansar en el hotel un rato, nos dirigimos al ayuntamiento, donde seremos recibidos por la alcaldesa Carmen Moriyón y distintos representantes políticos de la ciudad. Una vez más, las palabras de PIT II nos emocionan, recordando todo el trabajo que conlleva la Semana Negra, cómo este año celebramos su veinticinco aniversario a pesar de todos los problemas que se han cruzado en el camino. Nos recuerda que sí, que se han generado muchas polémicas, pero también una publicidad para Gijón y su gente que ningún otro evento ha logrado. Por último nos recuerda la belleza de que “Hay que ser cultos para ser libres, pero ser libres para ser cultos”. Y es que no solo es fiesta, la Semana Negra es cultura, es reunión y hermanamiento de escritores, público, prensa y cualquier persona que se acerque, mostrando la literatura de una manera única.

Y del ayuntamiento, nos marchamos al recinto de la Semana Negra, en los terrenos de Naval Gijón. No es fácil describir la emoción que se siente al llegar al recinto. Todos los dulces recuerdos que tenía del año pasado se agolpan en mi mente y no puedo parar quieta en el asiento del bus, quiero bajar, quiero verlo todo ya, descubrir el nuevo diseño de la feria.

Avanzamos por el nuevo recinto hasta la zona de las carpas literarias, y allí se realiza el corte de la cinta negra, esa cinta de la que todos queremos llevarnos un trozo de recuerdo, una cinta que representa veinticinco años de lucha por la cultura y la diversión y que, un año más, grita al viento que esto es la Semana Negra… ¡y sigue!

Sábado 7 de julio

Comienza un nuevo día y tomamos fuerzas por la mañana para poder asistir al mayor número de charlas y presentaciones posible por la tarde.

Estando en la terraza del Hotel Don Manuel (Donma para los amigos), la base de operaciones de la Semana Negra y lugar de encuentro de todos los escritores y periodistas, tuvo lugar un curioso acontecimiento: pudimos ser testigos de la transformación siamesil de los escritores María Zaragoza y Fernando Marías:

Una vez en el recinto de la Semana Negra, acudo a la presentación de tres autores de la editorial 23 Escalones: Delirios, psicosis y otras criaturas: Los nuevos monstruos, con Miguel Aguerralde (“Última parada: la casa de muñecas”), Daniel P. Espinosa(“Aplaudan al salir”) e Ignacio Cid Hermoso (“El osito cochambre”). Además de hablarnos de sus libros, que prometen proporcionarnos horas de inquietud y suspense entre sus páginas, hablaron de aquello que les inspira a la hora de crear este nuevo tipo de terror, que no es otra cosa que la maldad y la locura que se encuentra en el propio ser humano. Nunca sabemos de lo que nuestras mentes son capaces de hacer al ponernos en situaciones límite. Cada uno de ellos ha reflejado en sus libros lo que más les aterroriza enfocado de distintas maneras.

Daniel quería reflejar cómo percibir la realidad como algo de lo que no podemos escapar nos produce miedos. Nacho nos habla del terror de las personas: nunca podemos dejar de juzgar al malo, nadie juzga a un vampiro porque se sabe que su ser es maldad, pero sí se juzga a personajes como los de su libro por las decisiones que toman, que son “reales” y nos llevan a una decisión límite. En el caso de Miguel, quería explorar cómo la mente puede trastornarse. Repudia al héroe inmaculado, nadie es tan bueno como los héroes clásicos, todos tenemos algo bueno y algo malo.

Terminada su presentación, es el turno de Empar Fernández, que nos presenta “Sin causa aparente” y de Jon Arretxe con “19 Cámaras”, acompañados por Juan Bolea.

Como pudimos conocer en el tren negro, el libro de Empar nos presenta a Enric Nasarre, un hombre normalito, que no tiene un sexto sentido pero sí consigue solucionar casos enrevesados. El libro nace a partir de unas noticias en el periódico que leyó la autora y que daban para desarrollarlas en una novela.

La autora quería hablar de la fatalidad ¿Por qué me pasa esto a mí? Es una novela que respeta lo que se espera del género. Le interesaba expresar cómo puede estar de angustiada una persona que pierde a alguien sin saber por qué. Lo más curioso del libro fue la explicación del nombre del personaje: simplemente una broma para fastidiar a una amiga que no puede pronunciar la letra r.

Es el turno de Jon, que nos presenta una obra original, con guiños y atractivos protagonistas, empezando por el principal, un negro hincha del Atlético de Bilbao que vive en condiciones precarias en el barrio de San Francisco, un gueto con el 95% de residentes extranjeros, en un piso patera y sin papeles. Es un luchador nato y para sobrevivir se le ocurre hacerse pasar por vidente. Le surgen casos insospechados que le llevan hasta la alta sociedad.

La idea de este personaje surgió porque él hasta este momento había escrito literatura de viajes e historias negras ambientadas en ciudades exóticas, pero en las que todo el mundo moría, así que como le pidieron que crease un personaje que pudiese tener continuidad, se le ocurrió la historia de “19 Cámaras

Tras un breve descanso, tiene lugar una de las presentaciones más emotivas hasta el momento en la Semana Negra, “Recordando Nueva Dimensión”.

Nueva Dimensión fue la revista española más importante sobre ciencia ficción, ganando incluso el premio a la mejor revista europea del género en la Eurocon celebrada en Trieste en 1972. En esta ocasión, varios de los autores que comenzaron sus andanzas publicando en la revista y que ahora son semaneros de pro, estaban presentes para rendir un sentido y emocionado homenaje a la revista y a Luis Vigil, uno de sus fundadores.

Como espectadora, fue algo muy bonito ver cómo autores de la talla de Elia Barceló,PIT IIJuanmi Aguilera y Rafa Marín hablaban de la ilusión que les hizo cuando consiguieron publicar en la revista, cómo iban contando sus primeros contactos con una revista que hablaba de lo que a ellos les gustaba y que no encontraban en ningún otro lugar.

Surgieron anécdotas, como cuando Luis contó cómo la censura les secuestró el número 14, después de haber pasado la criba inicial. Y es que la ciencia ficción representaba el vehículo perfecto para hablar de política y mostrar a los lectores que otro mundo era posible, ya que las autoridades no pensaban que algo tan friki pudiese ser peligroso. ¡Qué equivocados estaban!

Y llega el turno de la última presentación a la que asistí esta tarde: Juan Gómez Jurado, acompañado de la genial Cristina Macía, hablando de su último libro “La leyenda del ladrón”.

Al igual que el homenaje fue la presentación más emotiva, la de Juan fue la más divertida. Entre él y Cristina consiguieron que nos riésemos bastante y eso hizo que los presentes se interesasen más aún si cabe en el libro.

La leyenda del ladrón” es una novela de aventuras en la Sevilla del S. XVI. A Juan le gusta contar historias que le diviertan y que dejen al lector “la sensación de un bocata de nocilla”, esa sensación que se sentía con las novelas de aventuras en las que no podías dejar de leer por lo entretenidas que eran.

Una de las preguntas que le suelen hacer es por qué uno de sus personajes es Cervantes, y él nos recuerda que Cervantes no solo fue escritor, sino que tuvo tantas facetas que realmente fue uno de los mayores aventureros de su época.

Juan nos habló también de una de sus facetas más conocidas, que es su actividad en Twitter, cómo le gusta tener contacto con los lectores, nos recordó algunas polémicas (como la que tuvo con Alejandro Sanz y de la que surgió la maravillosa idea de “1libro 1 euro”).

Por último mencionar algo que me pareció muy interesante sobre el libro, y es la inclusión de unos códigos QR en algunos capítulos, que le dan ese punto de información extra al libro, son como los extras en los DVDs, y que le dan al libro un valor añadido, adaptándose a las nuevas tecnologías y a la necesidad de los lectores de ver que obtienen más de su lectura.

Tras esta presentación, llegó la hora de ir a cenar y salir con los amigos escritores, algo tan maravillos como asistir a las propias charlas, ya que, viciosillos que somos todos, no paramos de hablar de libros ni tomando copas, ¡la literatura es un virus que está en el aire!

Domingo 8 de julio

Aquí ya es donde empieza lo difícil: cuando coinciden presentaciones a las que quiero asistir y, como humana que soy, no puedo desdoblarme.

Una presentación que me pareció muy interesante fue la de Milo J. Krmpotic con su “Historia de una Gárgola” (ed. Seix Barral). Se trata de una novela de personaje, que tiene un punto ingenuo y otro maligno. Encontramos mucha picaresca a lo largo del libro. Me llamó la atención que el tiempo que nos presenta la historia se trata del tiempo de la vida de una gárgola, que lleva siglos existiendo. Es por esto que la estructura viene y va en el tiempo. Los otros personajes son simbólicos, se han ido nutriendo de lo que el autor ha ido viviendo en los diez años que ha tardado en publicar la obra.

La siguiente presentación de la que me gustaría hablar es la de Juan Miguel Aguilera y “La zona”, obra que ha escrito a cuatro manos junto a Javier Negrete. A falta deJavier, Juanmi estuvo muy bien acompañado de Rafa Marín y PIT II.

La zona” da una vuelta de tuerca a un tema que ha sido un tópico, han escrito una historia con claros tintes sociales, que se desarrolla en el sur, concretamente en El Egido. Además de lo bien escrito que está, cabe destacar que los personajes secundarios son muy fuertes y reflejan la basura de la sociedad española, lo que hacer aún más redondo el libro.

Para saber más sobre el libro, podéis encontrar información en la web de Anika Entre Libros en la reseña de “La zona“, en la entrevista a ambos autores (aquí) y en la videoentrevista a Juanmi Aguilera en los Bocados Literarios.

Sin tener que moverme de la carpa, toca el turno de la presentación del libro “Estudio en esmeralda” de Alberto López Aroca, que es acompañado en esta ocasión porCristina Macía.

Siguiendo en su línea, nos presenta un nuevo pastiche sherlockiano , en este caso, escrito hace unos veinte años y rescatado para nuestro disfrute. Se trata de una novela en la que el protagonista tiene que investigar el asesinato de todos los habitantes de un planeta. También nos habló de la obra “Necronomicón Z”, tan esperada por muchos, y que asegura estará lista en breve. La presentación, como no podía ser de otra manera, fue bastante divertida y desde luego, quedamos con ganas de conocer un poco más a Sholomon Hume, el protagonista de la obra.

A continuación le llegó el turno a Ana Colchero, que ya nos habló en el tren negro sobre su obra “Los hijos del tiempo” y a la que presentó Juan Miguel Aguilera. Como podéis apreciar en la foto, la autora colocó una camiseta de apoyo a los mineros, recordando que su lucha siempre está a la vanguardia de la lucha de los trabajadores.

La obra de Ana Colchero nos presenta una Nueva York distópica en la que los habitantes viven en el subsuelo o en la superficie dependiendo de a qué casta pertenezcan, retratando con una similitud escalofriante una realidad que puede verse hoy en día en una gran urbe como esa.

Sin apenas moverme de la silla, llega el turno de uno de los descubrimientos de esta Semana Negra: el argentino Juan Guinot, autor de “2022: La guerra del gallo”, nominado al premio Celsius de este año.

En su libro, vemos a un personaje que se quedó con las ganas de pelear en la guerra de las Malvinas y decide tomarse la revancha arrebatándole a los ingleses el Peñón de Gibraltar cuarenta años más tarde. Vemos cómo el personaje va acrecentando su locura, es monotemático, ya que su único problema son los ingleses. Se considera a sí mismo el primer “Ex -no-combatiente”. Como curiosidad, el autor nos comentó que el libro tiene algunos componentes autobiográficos, como la historia de su abuela.

La novela ha sido convertida en obra de teatro y será representada en Buenos Aires en breve.

Corriendo, corriendo, me voy a la carpa de encuentros, la más grande, para la última presentación a la que voy a asistir este día. Allí están ya Fernando Marías y el ilustrador Javier Olivares, para presentarnos su libro “Prisioneros de Zenda”.

En esta obra encontramos cuatro relatos de Fernando a los que Javier dio identidad como ilustrador. Son historias de aventuras en las que lo que importa es el ser humano.

Javier nos contó que una de las cosas que le gusta del libro es que surgió de las historias de cine clásico. Pusieron el título como un refugio , con sus historias clásicas de aventuras.

A la hora de ilustrarlo, sabían que tenían que acompañar al texto, que texto e ilustración dialogaran. Cada doble página tiene una ilustración concebida como una pantalla de cinemascope. Para ilustrarlo, nos enseñaron varias láminas como la que aparece en la foto, con ilustraciones de Javier.

Podéis leer una reseña estupenda sobre el libro en “Prisioneros de Zenda

Y estas fueron todas las presentaciones a las que acudí el domingo, no fueron las únicas que había en ese momento, pero por desgracia no me puedo desdoblar, así que espero que os haya dado una idea de la disparidad de contenidos que podéis encontrar en la Semana Negra, un festival abierto a todos los géneros y públicos.

En esta foto, la autora Elia Barceló y su hija Nina, encantadoras las dos y a las que espero volver a ver pronto.

Esto es la Semana Negra… ¡Y sigue!
Lunes 9 de julio

En este lunes de despedidas, pues se marcha la mayoría de la primera tanda de autores invitados, comenzamos las presentaciones con Javier Márquez Sánchez y “Letal como un solo de Charlie Parker”, acompañado en el escenario por Fernando Marías y Jesús Lens, ataviados para la ocasión.

Podéis leer la reseña del libro en “Letal como un solo de Charlie Parker

En la carpa de encuentro Moncho Alpuente y Aníbal Malvar, acompañados deLaura Muñoz Hermida, nos hablaron de sus novelas “Un maldito enredo” y “La balada de los miserables”, ambas con Madrid como ciudad elegida para desarrollar la trama.

Pasamos de nuevo a la carpa A Quemarropa, donde vemos al trío calavera compuesto por Javier Márquez SánchezJesús Lens y Fernando Marías, que presentaban en esta ocasión el libro de Jesús Lens: “Café-Bar Cinema”, que hace un repaso por los mejores bares que han aparecido en la historia del cine. Fernando lanzó la pregunta al público de qué bar era su favorito y hubo todo tipo de respuestas, todas ellas mostrando añoranza cada vez que alguien recordaba alguno nuevo.

Seguidamente llegó el turno de María Zaragoza y su “Los alemanes se vuelan la cabeza por amor”.

María nos contó que en un principio el manuscrito tenía más de mil páginas, pero tuvo que seleccionar historias de las que tendría que prescindir para poder enviarlo a las editoriales. Y qué bien lo hizo, que ganó el LVIII Premio Ateneo Ciudad de Valladolid.

Quería crear un lugar en el que todo lo aparentemente imposible se pudiese poner de manifiesto, y de ahí surgió La Plaza. Utiliza personajes reales porque quería acercar ese mundo de los sueños a la realidad. Como curiosidad, nos contó que Antonio es un personaje que encanta a sus lectores pero a ella no, de hecho, le querría matar si le conociese en persona.

Utiliza con sus personajes la droga de la memoria y vemos cómo van relatándonos sus historias y cómo cambian sus vidas tras la utilización de la droga. Desde luego, a mí me dejó con ganas de entrar en La Plaza, seguro que sería un lugar muy interesante.

Y entonces le llega el turno al gaditano más saleroso de la Semana Negra, Rafa Maríncon su libro “Los espejos turbios”, acompañado de Alejandro Caveda.

El libro tiene una curiosidad: está escrito en gaditano. Tiene momentos de mucho humor. El autor comentó que “Lo que puede ser surrealista, en Cádiz es realista”. Solo por esa frase, ya tengo ganas de leer el libro.

En su libro vamos a poder seguir las peripecias de Torres para inculpar al asesino de una chica del que solo existe un único testigo: Angelito el fiestas. ¡Diversión asegurada!

A la misma hora que la presentación de Rafa Marín, tenía lugar la presentación deIgnacio del Valle de su obra “Busca mi rostro” en la otra carpa, así que lo único que pude conseguir al terminar e ir corriendo fue la foto. Pero por suerte, aquí podéis leer una reseña sobre el libro en “Busca mi rostro

Y por este día se acabaron las actividades, hora de ir a cenar. En el restaurante al que acudí con María Zaragoza y Javier Pérez se encontraba ya estos tres escritorazos:Rafa Marín, Juanmi Aguilera y Carmen Redón, así que estuvimos un rato de cháchara con ellos y nos sacamos unas fotillosJ

Y hasta aquí, podemos contar. Una vez más, esto es la Semana Negra… ¡Y sigue!
Martes 10 de julio

Hoy es un día triste, si el lunes se marcha mucha gente, el martes nos quedamos bien poquitos semaneros, es el cambio de turno y a partir del miércoles empezarán a llegar nuevos autores. ¡Bien!

Comienza la tarde con Toni Hill, acompañado de Ignacio del valle, que nos presentan “Los buenos suicidas”. Se trata de la segunda novela de Toni Hill en la que aparece Héctor Salgado y que en esta ocasión tocará los temas de la empresa y el suicidio. Desde luego, viendo cómo está el panorama actual, no podía haber elegido unos temas mejores.

A continuación tiene luegar la charla con Rosa Ribas, autora residente en Alemania que nos regaló con su presencia esta Semana Negra, y digo nos regaló porque es una mujer encantadora y muy accesible, así da gusto tratar con autores.

En la charla, estuvo acompañada de Fernando Marías, y pudimos no solo conocer un poco más sobre sus libros, “La detective miope” y “En caída libre”, sino que nos habló sobre su nuevo proyecto “Miss Fifty”, que os aconsejo leer: se trata de una novela por entregas que podréis adquirir de forma totalmente gratuita en la web Sigueleyendo.

Tras la charla con Rosa Ribas, pudimos hablar con un personaje muy curioso al que todos los semaneros que coincidimos con él recordaremos, sobre todo Elia Barceló y su hija Nina (digamos que las despertó estando… sonámbulo…).

Se trata de James Thomson, autor americano afincado en Finlandia, que intentó publicar sus novelas en EEUU sin éxito, pero que lo consiguió en Finlandia gracias a que una noche trabajando de camarero conoció a un agente literario que le pidió sus obras y ahora es uno de los autores más vendidos de Finlandia.

Su obra “Ángeles en la nieve” nos muestra una Finlandia más rural, en la que hay un finlandés casado con una americana, lo que utiliza el autor para poder explicar a un lector no finlandés algunas de las costumbres finlandesas que nos chocarían demasiado si no nos fuesen explicadas con ese truco.

Su propia experiencia como autor extranjero en un país de costumbres extrañas le ha servido para poder introducir elementos en sus novelas que explican cómo es la vida allí. Se lamenta de que el resto de extranjeros que viven en Finlandia se reúnen siempre para hablar de lo que odian vivir allí, pero él no comparte ese sentimiento, ya que se siente muy a gusto en ese país.

Algunas de las presentaciones a las que no pude asistir por coincidencia de horarios fueron las de Carmelo Anaya (en la foto) y su “Baria City Blues”, que presentó junto a Marcelo Luján.

También me perdí la presentación de Santiago Gamboa, quien acompañado de PIT II nos habló de su obra “Plegarias Nocturas”.

Nacho Guirado presidió la mesa redonda “Héroes locales”, junto a los autores de la fotografía.

Por último asistí a la presentación de Javier Pérez, quien junto a JM Estébanez nos presentó su libro “El secuestro del candidato”.

Javier es un autor que siempre parece que está contento, riendo a cada rato y haciendo la presentación muy amena.

Nos cuenta JM Estébanez que cada página tiene un giro sorprendente y que los personajes secundarios de la novela son geniales.

En la novela se habla de cómo todo el mundo quiere sacar ventaja de un secuestro: desde los compañeros de partido del secuestrado hasta la oposición, siempre hay alguien dispuesto a aprovecharse de situaciones como esta.

Javier Pérez nos cuenta que el mundo real ha cambiado, ahora el mundo rural es como una sombra tecnológica en la que es fácil esconder algo, y qué mejor que a un secuestrado en un pueblecito en el que nadie pensaría a la hora de buscarle: allí es donde le lleva su secuestradora mientras decide qué hacer con él.

Desde luego, este es un libro que promete ser interesante y muy entretenido.

Como mi compañera de cenas se ha marchado, decido dar un paseo por Gijón de vuelta al hotel, hace una noche preciosa y no puedo evitar fotografiar esto, que se encuentra muy cerca del hotel Don Manuel: Gijón, en rojo pasión, que acoge la negrura literaria más excepcional.

De vuelta en el hotel coincido con Rosa Ribas y unas amigas suyas, además de la simpática mexicana Gabriela Salmón, así que me quedo un rato con ellas antes de ir a dormir y aprovecho para fotografiarme con Rosa, que si ya me pareció simpática durante su charla, conocerla un poquito más de cerca en ese rato me confirmó que es un amor. Y descubrí que había estado con Anika Lillo en su casa (sí, Anika, no vi la foto cuando la colgaste!).

No me quedé mucho, porque al día siguiente quería despertarme pronto para no perderme una rueda de prensa muy especial, la de Ana María Matute, que para mí es la reina de la literatura española contemporánea. Nadie me había preparado para lo que me esperaba al día siguiente. Ni en mis mejores sueños podía imaginarme qué iba a ocurrir… pero tendréis que esperar a leerlo hasta mañana…

Nada más por hoy, esto es la Semana Negra… ¡Y sigue!
 

Esta entrada fue publicada en Uncategorized y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s