Charla con Isabel Allende


Llegué por los pelos a la charla entre Isabel Allende y un grupo de afortunados blogueros que fuimos citados la tarde del 23 de enero en el Ritz, pero nunca una carrera para atravesar el Paseo del Prado mereció tanto la pena como esta: por fin iba a conocer a mi escritora favorita.

No soy una persona que se suela sentir intimidada por los escritores, pero por primera vez en mucho tiempo casi me quedé sin palabras al conocer en persona la que ha sido mi autora de referencia durante años. Cuando entramos en la suite en laIsabelallendeque nos esperaba, allí estaba ella, sonriente pero firme y seria a la vez, derecha al grano.

Comenzó la ronda de preguntas y, entre todos los presentes pudimos obtener la siguiente información:

Isabel es preguntada por cómo se planteó esta novela, tan distinta a las demás, a lo que ella respondió que fue idea de su agente Carmen Balcells, que les sugirió a ella y a su marido William Gordon el escribir una novela negra juntos. Al principio les gustó la idea y empezaron, pero tienen maneras tan diferentes de trabajar que decidieron que por el bien de su matrimonio, lo mejor era que la terminase ella sola. Tenía claro que debía vencer la justicia, por lo que era fundamental plantar las claves para que el lector pudiese encontrar ese final esperado.

Le comento que en verano tuve la suerte de conocer a su marido William Gordon en la Semana Negra de Gijón y me dijo que quería que fuese ella también con esta nueva novela. Le pregunto si él, como experto autor de novela negra, le ayudó en la escritura de esta novela a pesar de haber abandonado el proyecto. Isabel contesta que William es muy generoso, que le ayudó pero sin leerse el manuscrito, él le iba sugiriendo mientras hablaban de la trama, le decía “no desveles ahí esa pista, que lo sabrán”, por ejemplo.

Tras ser preguntada por sus personajes, Isabel nos comentó que tiene una Fundación que trabaja con mujeres. Le interesan los personajes marginales, los que no están protegidos, los que se superan, no pretende dar un mensaje ni inspirar, sino narrar las emociones que son iguales en todas partes, por eso gustan tanto sus libros.

Yo no pude resistirme a preguntarle por la presencia de ese realismo mágico que tenía miedo de no encontrar en esta novela, y me dijo que la novela es suya, da igual de qué género sea: ella necesita crear un ambiente en el que se sienta cómoda, y ese Realismo Mágico es algo innato en ella, como en muchos narradores de Hispanoamérica.

Otro de los blogueros le pregunta por su rutina a la hora de escribir, y ella nos explica que cada 8 de enero se encierra muy temprano en una habitación que tiene y no sale casi hasta que ha terminado, que es cuando se relaja un poco. Al seguir esa rutina y escribir en ese ambiente, crea un estado mental en el que los personajes casi se manifiestan solos.

Respecto a los personajes, siempre escribe sobre un modelo que conoce, por ejemplo: Indiana es una sanadora que Isabelallende3conoce de verdad. Para la historia necesitaba un héroe y pensó en un soldado. A través de una persona conoció a un navy seal que le dio mucha información. Otras veces van saliendo personajes según los va necesitando.  No siempre se basa en personajes reales. En este caso vio que le faltaba algo y se fijó en su nieta Andrea jugando a un juego de rol por ordenador y le pareció fascinante, por lo que Amanda se parece mucho a su nieta con 15 años. La eligió a ella porque es un personaje lindo, aunque si ella leyese la novela no se reconocería en el personaje.

Se le pregunta sobre la localización de la novela en San Francisco, e Isabel nos cuenta que la ha situado en esa ciudad porque lleva viviendo allí 26 años, es ideal por la neblina y porque es una ciudad estupenda para situar en ella una novela contemporánea.

Preguntada sobre la posibilidad de escribir más novela juvenil, responde que no, ya escribió su trilogía “Las memorias del Águila y del Jaguar” y que no quiere volver a tocar ese género, prefiere centrarse en los adultos. Nos comenta que los jóvenes viven conectados al teléfono, tienen toda la información que quieran al instante, cree que el mundo cambiará muy rápido. Si tuviésemos que recomendar alguna novela suya a los jóvenes que no sea la trilogía, nos sugiere “El Zorro” o “El cuaderno de Maya”.

Para terminar nos dice que un escritor debe ser un cuentacuentos. A veces le dicen de forma despectiva que es una “narradora” y a ello eso le parece un halago porque hay que saber contar.

Isabelallende2

Tras esta charla, no muy larga, pude regalarle mi libro, lo que me hizo especial ilusión, y además me firmó el ejemplar de “El juego de Ripper” que había llevado. Antes de marcharme pude hacerme una foto con ella que consiguió ponerme una sonrisa de oreja a oreja durante casi una semana: por fin había conseguido otro de mis sueños.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s