La princesa en la sombra, de


Reseña realizada para Anika Entre Libros

Título: la princesa en la sombra
Título Original: (shadow princess, 2011)
Autor: Indu Sundaresan
Editorial: Debolsillo

Copyright: © Indu Sundaresan, 2010
© Random House Mondadori, 2011
© Traducción Fernando Garí Puig, 2011
1ª Edición, Abril 2011 ISBN: 9788499083643
Etiquetas: autores, escritores, histórica, indios, la india, literatura india, nobleza, princesas, príncipes, reinas, reyes

Argumento:

La emperatriz Aryumand ha fallecido dando a luz, y tras su muerte, su hija Yahanara adopta el papel de padsha begum, el título más importante del zenana (harén imperial). Será la única capaz de consolar a su padre (el emperador que pasará a la historia por construir el mausoleo más famoso del mundo: el Taj Mahal), aunque debido a eso, sufrirá la prohibición de casarse.

Acompañaremos a Yahanara, su padre el emperador y a sus hermanos a lo largo de la historia, viendo cómo cada uno reaccionó ante la muerte de la emperatriz y las consecuencias históricas que tuvo para el imperio.

Opinión:

La princesa en la sombra  es una novela histórica ambientada en el imperio Mogol. Es la tercera parte de la trilogía Taj Mahal (La emperatriz tras el velo y La emperatriz del sol son los otros dos títulos) de Indu Sundaresan. Las dos primeras partes se centraban en la emperatriz Mehrunissa, pero esta última se centra en Yahanara, hija de la famosa Mumtaz Mahal a la que está dedicado el mausoleo Taj Mahal.

Nos encontramos en esta entrega con la muerte de la emperatriz Mumtaz Mahal, que deja tras de sí a un desconsolado viudo, el emperador, que delegará en su hija Yahanara todo su afecto. Hasta tal punto de entregarle grandes riquezas y poder, las mismas que tendría la emperatriz, aún sin serlo ella. Pero todo tiene un precio: obliga a la princesa a no casarse nunca para estar siempre con él.

La autora ha recreado la atmósfera que vivieron los personajes de manera muy convincente: el lujo del que se rodeaban y el desprecio al dinero que tenían, ya que no dudaban en gastar inmensas cantidades por ejemplo en construir mauselos, que serían la marca más reconocible de este imperio por su estilo arquitectónico.

A la vez que vamos leyendo la historia, la autora intercala capítulos en los que se cuenta la construcción del Taj Mahal que, a pesar de ser interesantes por lo curioso de su construcción, restan agilidad al texto.

Yahanara se nos presenta como una mujer fuerte y decidida, abrumada en ocasiones por la gran responsabilidad que se le ha impuesto a tan corta edad. El papel que ella jugó en el imperio, lidiando con sus hermanos, nobles, mujeres del harén, etc, es algo desconocido excepto por el papel jugado por la emperatriz Mehrunisa. El emperador, por el contrario, se presenta como un hombre abrumado por la pérdida, pensando incluso en abdicar a favor de uno de sus hijos a la muerte de su mujer. Debido a sus decisiones erróneas y obsesionado por una antigua profecía de un faquir, acabará causando que su tercer hijo, Aurangzeb, se alce con el poder imperial, terminando sus días encerrado en el fuerte de Agra con su hija Yahanara.

Es un buen libro que gustará a los amantes de la literatura sobre la historia de la India, un final perfecto para la trilogía del Taj Mahal. 

Elena Martínez Blanco

 

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s